domingo, 22 de julio de 2007

Comer en un bar de carretera ya no es lo mismo

Hoy hemos viajado por carretera a Córdoba, lo que implica una comida en un restaurante de carretera a la vieja usanza. En el tramo entre Torredonjimeno y Córdoba, A-306 km 46,5 divisamos una auténtica venta, con ese rótulo delineado en la fachada, "VENTA VALERIANO" (sans serif). Cuarto de baño fuera. Una vez dentro, su barra, (hasta aquí todo normal), y el comedor ¡pintado de granate estucado!. El camarero, camiseta negra, barba de cinco días cuidada, dos piercings, buenos modales. El primer plato de la carta ensalada de canónigos con frutas deshidratadas.
¿Dónde estamos?
Bueno, el resto de la carta más acorde con el exterior. En la carta una anotación: todos los platos están cocinados con aceite de oliva virgen extra. Si sales por la puerta y miras el paisaje, sólo se ven montes de olivar en los 360 grados.
Hemos comido salmorejo, ensalada, revuelto de judías verdes (y otro de ajetes) con un poquito de jamón y bastante aceite, aceptable. Unos 10 euros por persona. Por cierto, con una gaseosa de coca cola company "splash" que no conocía, hecha en Sevilla. Nada de alcohol, estamos de viaje.

Posteo desde la BlackBerry, perdón por las faltas, y por no poner fotos ni hipervinculos.

No hay comentarios: