La barbacoa.

No siempre reconocida como un gran sistema de cocina, reivindico la barbacoa.

Como todos los años (y espero que me queden bastantes más), estamos en Consuegra, disfrutando de 40 grados por el día y unos 25 por la noche. Contrariamente a lo que se entiende, su no tienes que trabajar, tienes una piscina y bebes mucho líquido, se está estupendamente.

El secreto de la barbacoa es que el cocinero sea eso, un cocinero, que le guste y que sepa. Mi cuñado M sabe (mucho) y le pone un cariño especial.

Lo primero es la barbacoa, de hierro fundido, con un depósito grande y semicilindrico para el carbón y parrilla regulable en altura. Mucho carbón para que la brasa sea abundante.

Se empieza con chorizo o chistorra, que gotea grasita en el carbón, luego pinchitos, de pollo y de cerdo (viva Francisco Jiménez) con un aliño picantito, y finalmente, la clase magistral sobre el cerdo ibérico. Vamos, que si se pasara por aquí un Gurú gastronómico, se nos acababa. Costilla, (hecha entera), secreto (bastante difundido ya), látigo (pieza áun desconocida, pero con su punto justo de grasa, algo menos que el secreto), y presa.
Hasta anoche no le había cogido el punto a la presa. Pero hecha lentamente y con una temperatura no muy alta, es un manjar.

Gracias, M. Por la barbacoa y por lo bien que lo pasamos.

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Desde la Costa del Sol apoyamos la barbacoa de cerdo ibérico: podemos dar fe que M sabe y le gusta la barbacoa; sobran comentarios viendo el magnífico resultado.
Pero además el propietario de éste blog se desvive porque todos estemos como en casa y por supuesto surtidos de barrotillos (nombre que pasará a la historia!).
Una magnífica iniciativa y un trabajo ejemplar éste blog. ¡Felicidades!
Un beso a P y L e hijos y un abrazo a los 2 cuñados.
Randolo ha dicho que…
Muchas gracias por tu comment, M. Espero que lo pasárais bien en el super-40 de M.

Anímate y mándame algo para publicar.
Anónimo ha dicho que…
Me estoy haciendo adicto a tu blog que ha entrado en mi rutina de cada dia. Donde vivimos la barbacoa es muy popular si el tiempo lo permite. Naturalmente, la materia prima no se puede comparar. Espero y deseo que podamos compartir buenos momentos tambien alrededor de nuestra Weber. Te felicito por tus comentarios, llenos de sabiduria gastronomica.
Cuchillero