Pizza de Ensalada

Voy a incluir una receta mitad copiada y mitad inventada de una pizzería que había (o sigue habiendo) en el Polideportivo de Orba.
Se trata de hacer una pizza base con tomate y mozzarella (o emmental también vale). Para preparar la masa (es muy sencillo, facilísimo), se mezcla en un bol 300 gramos de harina (yo uso la de Hacendado de paquete azul, para repostería), un sobrecito de levadura, un par de pizcas de sal, y 150 ml de agua caliente (del calentador vale, no a tope de caliente). Se mezcla un poco y se añaden 3 cucharadas de aceite de oliva. Se amasa un poco y se deja reposar 25 minutos en el mismo bol con un paño por encima.
10 minutos antes de acabar los 25 anteriores, se calienta el horno a 250º. En la bandeja de horno plana, se añaden unos chorritos de aciete para extender la masa. Se lleva hasta los bordes. Se añade un bote pequeño de tomate entero (se cortan los tomates con una tijera en trocitos, y se descarta el líquido), se extiende y se añade la mozzarella o emmental por encima. Se espolvorea orégano y albahaca. Se introduce en el horno unos 10-15 minutos sin dejar que el queso se queme pero vigilando que la masa se haga.
Una vez fuera, se añade, con la pizza caliente una mozzarella fresca de las que venden en los supermercados cortada en trocitos. (No hay que comprar de esas carísimas de bufala para esto), y una ensalada de lechuga (romana, normal y corriente), cebolla tierna y un tomate. Se aliña encima, con poco aceite.
Raro, ¿verdad?. Pues está buenísima.
Ah, la pizza se puede hacer con la misma receta de lo que se quiera entre el tomate y el queso.
No tengo fotos, la hice el domingo por la noche y estaba un poco cansado. Otro día que la haga se las saco y las subo. Si la hacéis, espero los comments.

Comentarios