domingo, 12 de agosto de 2007

Pavo con panceta y puerros



Esta receta se la debo a Jamie Oliver y que salga bien a Cuchillero.

De puro fácil es insultante, pero requiere control térmico. Bueno, empecemos. Una pechuga de pavo de 2 kilos (imaginad el pavo), bacon, puerros, tomillo aceite de oliva, sal, pimienta y un poco de vino blanco (utilicé un resto de Pazo de Señoranas, un albariño que tenía en la nevera para cocinar porque me pareció demasiado ácido) .

Se mezclan los puerros cortados en rodajas de medio centímetro en un bol con un poco de aceite, sal pimienta, tomillo y un chorro de vino y se hace una cama en una fuente de horno.


Se rodea la pechuga con el bacon y se pone encima. Un chorro de aceite y un poco más de tomillo.

Ya está.

Al horno a 200 grados (si se pone más fuerte se quema el bacon y los puerros). Y con el termómetro (copyright cuchillero, gracias), pinchado calculando el centro. La progresión es de más o menos 8 grados cada 10 minutos, llegando a los 90 minutos a 70 º. El resultado, un pechugón de 2 kilos jugoso desde el principio al final y de fuera a dentro.





De primer plato, T ha hecho unas almejitas con un poco de ajo y unos mejilloncitos al vapor. De beber (Oh, sacrilegio) vargas (es tinto de verano en cordobés). Por cierto, queda prohibido el tinto de verano hecho de botella. Ni de una marca ni de otra, ni de limón ni de inguno. Botella de vino malo con casera (yo tomo la de mercadona, que es igual de buena que La Casera pero más barata).

A alguien se le acaban las vacaciones de familia. El Martes vuelven todos. Animo con el Sunday Times, (a ver si has descubierto algo en las páginas de cocina).

1 comentario:

Anónimo dijo...

Ya vienen todos y acaba la vida de anacoreta. Tengo encargado un chuleton de 5 costillas de ternera para cuando vengan los habrientos alicantinos (Angus-Aberdeen beef). El termometro para su exacta coccion sera crucial, tratando de simular un horno tradicional. Yorkshire pudding, perfect roast potatoes and glazed carrots as sides. Para que luego digan que aqui se come mal!
Cuchillero