miércoles, 3 de octubre de 2007

Cervecería Max


Llevaba mucho tiempo queriendo ir a esta Cervecería reconvertida en esa categoría de sitio que abunda por estos lares, que es una ascensión a un pequeño restaurante desde un bar a base de fama y buen hacer.
Antes de entrar en el local, hay cuatro adhesivos en la puerta de recomendación por la guía Gourmetour (de los sucesivos años hasta éste), un local de una sola pieza, con una barra a la derecha y seis mesas cuadradas. Al menos cuatro camareros (aparte del cocinero vestido de negro, y más en la cocina). Decoración correcta.

En la barra, gamba roja, quisquillas (qué bigotes), navajas, caracoles serranos, ensaladilla y alguna cosa más. En la pared con tiza, expuesta la lista de pescados y mariscos del día, Merluza, Dorada Salvaje, gambas, cañaillas, con sus precios (de órdago). En algunas mesas, veo que sirven un caldero (forma de preparar en arroz en un ídem, que lo deja más jugoso que en paella).

Nos hemos sentado en la barra, y mientras esperaba, he tomado una ensaladilla con unas aceitunitas que acompañaban a una cerveza Alhambra (sin alcohol, hoy, que tengo que trabajar después). La ensaladilla bastante buena, de patata machacada y sin la contribución indeseada de guisantes o elementos de color verde, que son antiestéticos en la ensaladilla rusa y además no aportan nada.
Después, una ensalada bastante pretenciosa, de 9 hierbas (he contado seis), con habitas tiernas y jamón de pato. (Las habitas no estaban a la altura). Unas quisquillas bastante buenas (a precio de oro), unas tortillas de camarón (se les han quemado levemente), unos montaditos de jamón con Brie (correctos, esto no se puede fallar), y unas patatas de río con Mojo Picón,
(unas patatas cocidas pequeñitas con una salsita, que por cierto nos ha dicho una
chica que estaba sentada a nuestro lado que era canaria y que no era mojo picón. Yo no opino, no lo he tomado en Canarias). Estaba bueno.

Repetiremos algún otro día a ver si le pillo el punto, que lo debe tener, pero hoy no se lo he encontrado. Los camareros son profesionales, rápidos y educados. En este capítulo, nota alta. Precio 50 €, pero con 22,16 +IVA por 160 gramos de quisquillas. Otro día pediremos arroz.




Cervecería Max
Miriam Blasco 18
Alicante 03016
Tel 965260705
maps.google.es con varias críticas

1 comentario:

Pao de Alicante dijo...

2 personas? imagino que si.
Está bueno, pero no para morirse, a pesar de que es pequeño, a veces fallan en los tiempos.