Alboran. Madrid

Ayer comí en un restaurante clásico, prueba de que en Madrid se sigue comiendo uno de los mejores pescados de España.

El local forrado en madera, tiene pasillos y comedores ganados a diferentes salas, convirtiéndolo en un laberinto. Su estado de conservación es bueno, aunque mejorable. El servicio impecable en su trato. Madrid sigue llevando una gran ventaja al resto del país junto con Andalucía, aunque más profesional que ésta.

Primero tomamos unas Manzanillas (no había Montilla, que para mí es el mejor fino para el aperitivo). Unas aceitunas gordales algo partidas y suavemente aliñadas muy sabrosas. Después, y ya con un Raimat chardonnay con un poco de madera muy bueno aunque demasiado frío, frituras excelentes, verduras, calamares, boquerones ...

De segundo plato una dorada a la sal sobresaliente, jugosa, sabrosa, nada nada seca, que es lo que tiende a estar muchas veces. Era de mar abierto, no de granja. Me resisto a usar el término actual "salvaje". La sirvieron con unas patatas al vapor que tan bien le van al pescado suave, y unas salsas en el centro: tártara, mayonesa, y allioli sin trabar.

De postre un sorbete de champagne (no me vuelve loco, pero era una mesa grande). Me levanté algo pesado, por el vino, no por la comida.

Altamente recomendable, para volver en cuanto pueda.

Me dieron CD en forma de tarjeta, ya postearé algo de él cuando esté delante de mi pc. (un video, tenía la tarjeta, lo he subido a youtube).


Pagué 50 €, pero porque me tuve que ir antes de que acabara la comida, seguro que fue más caro.



Alborán
Ponzano 39
28003 Madrid

maps.google.es

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Querido Randolo:
Gracias por hacernos llegar que hay lugares en el mundo donde comer es un verdadero placer. No cabe duda que el Alborán es uno de ellos, aunque en Madrid es difícil comer mal en cualquier restaurante serio. El pescado es inmejorable, pero también la carne, la verdura, todo en suma, porque existe cultura gastronómica que no permite gato por liebre. Estoy acostumbrado por profesión a la lectura muy crítica y por eso vayan mis disculpas si alguna vez he sido demasiado quisquilloso contigo. No me resisto por otra parte a comentarte el término "allioli" pues así es mi carácter de pendenciero, ya que en castellano debe escribirse alioli. Que esté sin trabar puede referirse a lo que en Cataluña se llama "bord", y que es un pariente triste pero sobre todo zanganero de una emulsión brillante.
Cuchillero
nopisto ha dicho que…
A mi me entusiasma Alborán, a pesar de su ambiente algo rancio... Pero sirven las mejores frituras de Madrid y unos pescados de quitarse el sombrero, si la lubina es buena el rodaballo es sobresaliente.