Aldebaran

Ayer disfruté de un arroz de rape y gambas.

Hace ya bastantes años, el club de regatas fue trasladado desde el centro de la darsena interior, al sur. El antiguo edificio, adosado al que ocupaba el primer restaurante Darsena, (hoy convertido en una industria del arroz para visitantes), tenía un sabor especial, y el pequeño comedor situado al fondo, subiendo las escaleras, primero fue servido por el propio vecino, y posteriormente por personal del malogrado Delfín. Se comía un fant'astico arroz, entonces.

El nuevo edificio del Club es mucho mas grande, pero sin alma, una auténtica pena. En la primera planta, se sitúa el restaurante, gestionado por el famoso Maestral (otro día hablaré de él). Es un local muy espacioso, con un suelo de madera (le hace falta un pulidito), y ventanas de aluminio blanco con vistas a los yates.

Las mesas se sitúan bastante separadas, y hay bastantes grandes. Ideal para comidas de hasta 10 personas. El servicio es bueno, clasico, eficiente. El trato, correcto.

Comimos unas tostas alargaditas, con unos ajitos, tomate suavemente frito, queso de cabra fundido (nada fuerte), y una anchoa encima. Muy conseguido. Una botella de un Ribera, servida en un decantador, pero sin ofrecerla a probar ni dejar la botella para leer la etiqueta (fallo). Ni siquiera puedo decir cual es porque no lo pedí yo.

Unos boquerones fritos muy bien hechos pero algo grandes para mi malagueño gusto. Limpios, eso sí.

Tras estas entradas, y un panecillo con algo de salmón que trajeron de entrada de la casa, comimos el citado arroz de rape y gambas que estaba soberbio, en su justo punto de cocción y grasa, suelto, con la cantidad justa de tropezones de pescado.

Un poco caro, ya que, con un café, una teja y trufita de regalo, mas una cerveza (sin alcohol, día de trabajo), y ese Ribera (de 0,50 l) para dos, 88 €.


Restaurante Aldebarán
Muelle de Poniente, 1 (Real Club de Regatas)
03001 Alicante
Reservas 965123130

Comentarios