sábado, 1 de diciembre de 2007

Cata. Bodega Selección Campello


El pasado sábado, fuimos a uno de los mejores espectáculos del vino en España, la cata de Diciembre de la Bodega Selección, de Esteban de la Rosa, en Campello. Creo que es imposible encontrar una cata mejor desde el punto de vista de lo que se bebe, la selección y desde luego, calidad-precio.

Por una entrada simbólica, año a año Esteban te permite poder probar grandes vinos, muchos de los que no probarías nunca en tu vida por ser de un precio prohibitibo. Gracias a él, se puede valorar el que lo importante de un vino no es le precio. Otros años, he tomado vinos de moda, espectacularmente caros, y que no me han gustado en absoluto. O comparar vinos sin mirar el precio en absoluto, y salir ganando uno de forma repetitiva siendo de precio o fama mucho más modesta.

La cata está dividida en tres ambientes distintas, dentro de la enormemente surtida y caótica a veces tienda-supermercado, donde el vino come espacio año a año a la comida. La teoría defendida por Esteban (muy interesante persona, asiste a todas las catas y habla con todo el mundo poniéndose a tu nivel), es que en Alicante el vino se pude guardar de pie sin estropearse por la humedad, que hace que el corcho no se reseque.

La primera selección es de vinos comprables, Riojas, Riberas, y vinos de toda España. Las novedades del año, los clásicos, y las sorpresas. Alguna referencia en Crianza y Reserva para poder comparar. (Todavía no la he evaluado este año, ya que en Diciembre este año hay tres catas y voy a catarla otro día). En el interior de la colección, donde ni se sabe el vino que puede haber expuesto, en cajas, apilado o colocado, hay una zona de Cavas y Champagnes, y otra de grandes vinos.

Lo primero que catamos fueron los espumosos. Había una selección de Cavas catalanes, del resto de España, y un Champagne. Probé tres cavas catalanes de tres y cuatro años, y el Champagne.

Un buen Magnum de Rovellats, con un sabor muy clásico, correcto y justo.





A continuación, un Joan Raventos Rosell Gran Reserva, excepcional, elegante y para mí, el mejor incluso por delante del Champagne.



Y finalmente un Lenoble Grand Cru Blanc de Blancs. No siempre el Champagne es mejor que el Cava, aunque sí es verdad que el Champagne es todo bueno.


Una vez refrescados, pasamos a la mesa de los grandes vinos. La selección era básicamente la del año pasado, con algunas novedades, y algunos que Esteban convertirá en clásicos.


Haciendo patria, primero tomamos Montcabrer, de Vins del Comtat, excelente pero sólo para los que nos gusta este tipo de vino potente, pero muy equilibrado. Yo no pagaría lo que cuesta para tomarlo en casa, pero si me lo regalaran me pondría contento.

Después uno de los Riojas llamados "de alta expresión" que es un término abstracto que no me gusta nada, pero el vino es una maravilla, completamente diferente a un Rioja clásico. Imprescindible probarlo si te gusta algo el vino. Sólo por este vino merece la pena la cata.


Después un Montsant, Clos d'englora (no me gustó nada).

Un Pagos Viejos Artadi, muy particular, con un sabor profundo. Otro que merece la cata.


Un Ribera muy bueno, Palomero, que quizás lo tomé de más en esta cata, ya que me quedaba el paladar justo y tenía ganas de probar los dos finales, por lo que no le presté toda la atención que debía.



El ganador de la tarde, Marques de Legarda 1994 Gran Reserva. Había probado el Marques de Legarda Crianza hace años, como descubrimiento, y ahora está super consolidado. Este Gran Reserva, que tiene una botella con una presencia espectacular y una etiqueta preciosa (no es igual que el de esta foto que he encontrado), dura dentro de la boca diez segundos más que los demás. Tiene un color ya teja y está explosivo en la boca.



Y finalmente, un Vega Sicilia Unico 1965, de 725 € la botella que permite en la comparación probar que pasados más años de la cuenta, y aún sin estropearse, lo magnífico se aplana.






Para poner los dientes y la lengua larga a más de uno. El próximo sábado 8 y el 15 se repite, y el resto del año, cada primer sábado de mes, una cata diferente. Verticales, zonales, dispersas...

Tenemos suerte.

1 comentario:

http://sosegaos.blogspot.com/ dijo...

Te has superado. Me gusta los comentarios sencillos pero precisos. Felicidades.