Señorío de Plumarejos

Ayer 15 de Diciembre volví al espectáculo-cata de Bodega Selección Esteban de la Rosa, en Campello. Respecto a hace quince días, había algunas variaciones, como la desaparición de la mesa estelar del Marques de Legarda Reserva Especial de 1994 (excelso) y su sustitución por menores espadas.

Yo probé vinos de los comprables, y de entre ellos, una sorpresa muy agradable, Señorío de Plumarejos Reserva 1999, de la Ribera del Duero. Es un vino de nariz muy buena, pero sobre todo, un laaaaargo recorrido despues de beberlo. Quizá el vino que más me gustó, de entre los que bebimos, incluyendo los relatados en el post anterior. Quizá sea una herejía el decir esto, pero que le vamos a hacer. Además, había Sequiot (un vino valenciano que está muy muy bueno),Penya Cadiella Selecció 03, Viña Hermosa, (crianza y reserva, quizá mejor el primero), y muchos más.




Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Espero que no te arrepientas por animarme a escribir en tu magnífico blog. Mis conocimientos en enología son muy limitados y de ahí que todo lo que pueda decir sobre la cata de vinos sea irrelevante. Lo que ocurre es que se trata de una disciplina que se me antoja muy subjetiva y por consiguiente abierta a la añagaza. No parece que haya posibilidad de ponderar la bondad de un caldo de forma científica, sin que crea por otra parte que ésta sea la única forma de conocimiento verdadero. Como todo en paladar, depende del juicio individual y por lo tanto siervo de voluntad y oportunidad. Notas, aromas, e incluso texturas son muletas para describir lo indescriptible. No me cabe duda de que hay maestros sublimes de la cata, capaces de discernir lo imposible, pero en general que se trata verdaderamente de pura representación. Al margen de todo ello, tengo fé en tus estimaciones.
Cuchillero
Randolo ha dicho que…
Bueno, esto abriría un debate muy interesante, acerca de las exageraciones en las diferencias de paladar en el vino. Estoy bastante de acuerdo con la idea que propones, pero con algún matiz. Hay determinadas cosas que sí que pueden ser estimadas con un cierto grado científico. Se me ocurren algunas como:
Grado alcohólico
"cantidad" de olor
"longitud" del sabor
Astringencia ("rasca")
Tengo que desarrollarlo un poco, con el fin de intentar responder de forma adecuada a estas reflexiones de tan alto nivel. Tu cerebro funciona mucho, Cuchillero.
Sajar debe estimularlo. Un abrazo.
Anónimo ha dicho que…
La solución a este dilema dicen que está en el "supercrunching", un concepto de moda entre los gurus de la economía a raíz de la publicación de un libro: "Super Crunchers: Why thinking with numbers is the new way to be smart", autor Ian Ayres. La otra cara de la moneda podría ser: "Blink: The power of thinking without thinking" de Malcolm Gladwell que estoy seguro que te encantaría. No sé si en España se habla del supercrunching, pero si no es así, os anuncio el futuro. Palabra de brontobyte.
Cuchillero