viernes, 15 de febrero de 2008

Los Troncos. Restaurante Argentino

Junto al restaurante "Mi Casa", en la carretera de San Juan Pueblo a la Playa, mi amigo S (gran gastrónomo y Bluesman) nos ha llevado a comer a un restaurante argentino. Cuando digo que es un restaurante argentino, lo describo. Tras alguna mala experiencia en otros que se llaman así pero no lo son (o no son argentinos o no se pueden llamar restaurantes), hemos disfrutado de una comida estupenda.

El local es espacioso, con su asador a la cruz bien visible, y un trato exquisito. Primero hemos tomado una Quilmes, bien fresquita y con un vaso enfriado. Después una empanadilla picante (sabrosa y con una pasta con un muy buen tacto), unos chorizos muy apetitosos y unas morcillas. Después un plato de Pechito de cerdo (con su costilla) y un Costillar de ternera que era lo mejor de todo. Una carne excelentemente asada, de la que hemos repetido. De postre panqueques y un tiramisú en vaso que evidentemente, había sido hecho con mascarpone como debe ser.

De beber, un vino argentino Malbec (el que no haya probado un buen Malbec, que lo haga, es un descubrimiento), muy carnoso (me he llevado lo que ha quedado de la segunda botella a casa, cosa que no suelo hacer porque me da algo de vergüenza). Santa Julia.

A lo mejor algún lector piensa que es una comida como la de otros sitios. Gran error. Cuando un sitio destaca, muchas veces no es por hacer una comida diferente, sino por hacerla bien.

Mi amigo Paskki ha sacado muchas fotos, de las que robaré alguna de sus blogs cuando las publique.

Unos 35 € por barba. (Alguno además se ha tomado hasta tres orujos).

Se mudó a la isleta de la playa de la Albufereta mejor local, comida sigue siendo fantástica



maps.google.es

9 comentarios:

paskki dijo...

No puedo añadir nada a la descripción de la comida porque está muy bien hecho tu relato. Sencillo pero suficiente. Yo no lo podría haber hecho mejor, aunque hemos comentado muchas veces que escribimos con estilos diferentes. La comida, muy bien, destacando la ternera. El servicio, atento. El local, acogedor. Disfrutar comiendo con buenos amigos es la mejor combinación. Un abrazo.

deep space dijo...

Neither do I, que no se bien lo que significa pero que lo aplico en sentido reversible. Lo único de lo que me arrepiento es de haber abusado de la chimichurri, que me ha dado acidez. Por lo demás, perfecta crónica, como siempre, para colgar en la inexistente pero no por ello menos esperada sección de restauración del diario INFORMACION (¿a qué esperas, Juan Ramón?). El próximo asado, a un descuartelar y en cubierta.

Saludos a RANDOLO and friends.

Randolo dijo...

Muchos halagos, que agradezco en mi modestia. El chimichurri no ha sido incluido en el comentario. Cuando la carne está buena, no es muy necesario. No obstante, era bastante suave para lo usual. Paskki, ya se que soy un poco parco, pero los de ciencias ya se sabe. Un abrazo.

Sebastián Damunt dijo...

Amigo Randolo:

Estoy dando un repaso por tu entrada de Los Troncos, y me ha sorprendido tu link a Quilmas, no la conocía y, además la web resulta simpática, con la especie de semi película que aparece. En cuanto al Malbec, parece interesante. Pero claro, hay tantos vinos, que ya resulta difícil poder probarlo todo. Siendo un restaurante argentino, imagino que la parrilla funcionaría estupendamente y las carnes saldrían en su punto.
Espero que sigas localizando sitios agradables. Las salidas en buena compañía siempre generan buenos recuerdos.

Un saludo,
Sebastián Damunt

Anónimo dijo...

La parrilla argentina es posiblemente la precursora de las tecnicas de coccion a baja temperatura, mal que les pese a aquellos que las consideran opciones de vanguardia tecnologica para aquellos "entendidos" que profesan su fe en determinados gurus gastronomicos. Dos condiciones para el exito: materia prima de primera y mucho tiempo "al caliu". Coincido con Randolo en que si se cumplen las dos, entonces el chimichurri es precindible. Basta flor de sal y una buena hogaza de pan a la antigua.
Cuchillero

Pilar Llorca dijo...

Como alicantina hambrienta me ha alegrado mucho tropezar con tu blog. Por lo que leo puedo fiarme de ti, gastronomicamente hablando. Yo también tengo uno, hablo de todo, pero de vez en cuando también dejo reseñas de restaurantes.
(sargantanaxpress.blogspot.com)

paskki dijo...

No critico que seas parco, según tú. En el caso de serlo, me gusta que lo seas. No es necesario para una buena descripción adornar demasiado las frases. Navegando por internet ves cada pedantería que te sienta de espanto y de aburrimiento. En cuanto al restaurante, volveremos ¿verdad?. Un abrazo.

Randolo dijo...

Gracias, Pilar, ya te he leído un poco.

Paskki. Por supuesto que volveremos.

Anónimo dijo...

Randolo, siempre veia Los troncos al pasar con el coche. Tras tu crítica, fui con mi familia y quedé impresionado. Excelente empenada picante, e impresionante atención. Por cierto, al dueño le llegó tu crítica y... te está agradecido, che!

Ky.