jueves, 20 de marzo de 2008

Blat Picat


En un día pasado por agua, hemos llegado al Vall d'Alcalá, uno de los valles de la Marina, a los que se accede bien desde la A7 en dirección Pego o desde el interior desde Muro de Alcoy. Se tarda mucho en llegar desde Alicante desde cualquiera de los dos sitios. Si se respetan los límites de velocidad (quién no lo hace ya), casi 2 horas.

No hemos podido andar por el monte para abrir el apetito, y después de otear el Pueblo de Alcalá de la Jovada, hemos parado en el Restaurante del Camping. Es un edificio de piedra bastante nuevo, con mucha altura y una calefacción estupenda. Unas mesas muy amplias y con unas sillas de paja con brazos de lo más cómodo. Un lujo del espacio. Dentro de la oferta, hemos comido lo más local posible. Un plato de embutidos secos de la zona (sobrasada, morcilla seca, butifarra negra y salchichón), una ensalada y un plato de Blat Picat.

En esta zona es de las pocas donde todavía se cocina el trigo de esta manera. Una comida arqueológica. Un guiso con trigo, garbanzos, cardo, acelgas, y carne de cerdo (con su tocinito) muy contundente y sabroso. He encontrado un artículo de prensa sobre el blat picat del periódico Las Provincias bastante interesante, e incluso una receta. Una curiosidad: el caudillo Moro que dio origen a la fiesta de Moros y Cristianos de Alcoy, era del Vall D'Alcalá.

A doscientos metros del Pueblo hay un nevero espectacular y perfectamente conservado, y un pueblo abandonado por la expulsión de los moriscos. Un paseo a la Peña Foradada queda para un día que no llueva.

Campamento La Vall
La Vall D'Alcalá
Teléfono 965514333

maps.google.es




martes, 18 de marzo de 2008

Cesar Anca




En el centro de Alicante, se ubica este acogedor restaurante con aires centroeuropeos en su decoración. Ampliaron su antiguo local con el trasero, que da al interior al centro comercial Bulevar Plaza. (me gusta más la zona del original, es más acogedora).
Tiene una carta muy amplia, y el trato es bastante amable de la jefa de sala. Los camareros, correctos. Hemos comido una ensalada templada, con algo de salmón, queso, sobre lechuga, tomate cortado en cubitos, buena y enorme, para dos con abundancia. Luego una merluza (un lomo bsatante grande) sobre un lecho de gulas, y un solomillo poco hecho (realmente poco hecho, carne super roja y potente), con un poco de foie. Contundente y singular. La carne era muy buena.

De postre unos helados, ya que había que trabajar, aunque la carta de postres de verdad es muy amplia y con muy buena pinta.

Bebiendo sólo agua Vichy Catalán y refrescos, 66,55 € dos personas. Merece la pena. La carta de vinos es interesante, otro día la atacaremos.

La página web es muy buena, con informacióin sobre todo, la comida, el restaurante, y los recortes de prensa para consultar.


César Anca se mudó a la explanada. En el antiguo local está Amalia (mejor que antes)

César Anca
General Lacy, 12
Bulevar Plaza
Alicante 03003
Teléfono 965124362


viernes, 14 de marzo de 2008

Atún rojo


Tenemos la gran suerte de poder disfrutar de forma bastante constante de atún rojo del mediterráneo (bueno, el del atlántico tampoco está malo). Cuando yo era pequeño, no comíamos nunca atún, sino emperador (o pez espada o pez de espada como dice P). El atún era el emperador "de segunda".

Gracias a los japoneses, ahora se cotiza mucho, aunque todavía se puede comprar. El mejor sitio que conozco aquí es el mercado central (recomiendo su visita a todos los que no lo conozcan el pescado está en la planta inferior). Hay dos puestos especializados. Es grandioso ver el pez esperando.

Me gusta mucho combinarlo con tomate de Muchamiel (bueno, ahora esa raza conocida como Raff o Raf cuyo precursor es el muchamiel). El tomate surcado, que aquí abundaba, practicamente desapareció por una plaga, habiendo reaparecido al calor de los altos precios que hoy tiene el tomate. Si está bueno, sólo con sal, aceite virgen y una gota de vinagre, y si el aceite es fuerte, sin vinagre.


El atún, en una plancha bien caliente y con perejil y algun ajo laminado, no necesita más.


Para terminar una comida sencilla, rápida y sana, unas fresas cortaditas con un poco de azucar.


No sólo de restaurantes vive el hombre.

sábado, 1 de marzo de 2008

Els Bessons

Ayer pudimos disfrutar de una gran y auténtica comida puramente marinera y alicantina, en Els Bessons de Campello. Sabía de su existencia gracias a Pistolas, Deep Space y Paskki, que incluso ha posteado sobre él.

Como este fin de semana, puente en Andalucía, ha venido mi cuñado M (por cierto, gran cena de pinchos preparó anteanoche), quería llevarle a la Taberna del Mar, pero estaba lleno. Junto con mi introductor al mundo blogger, Javier y por supuesto, P, L y R, llegamos al local con grandes expectativas. La fachada ha sido pintada de burdeos hace poco, y al entrar se pasa a un bar como de carretera años 70. Dentro hay un comedor algo más arreglado, con barcos y cuadros marineros en las paredes. En seguida nos sentaron y atendieron dejando unas almendras fritas caseras con bastante sal que volaron en un santiamén. Fueron realizando los servicios de los platos con precisión suiza. Primero pedimos, hueva de sepia. Sabor de sepia con una textura totalmente diferente, blanda y muy especial.


Después unos pulpitos fritos, también con un gran sabor y muy buena presencia.


Hígado de rape. Espectacular, un sabor fuerte, muy grasos. Con aceite, ajo y perejil.

Después, unas palayas (como acedías, pero más grandes) , una ensalada y un arroz caldoso de musoleta. Imagino que la musoleta es una musola pequeña. No he encontrado nada en internet sobre ella. La Musola es un tiburón. Además, el arroz tenía alcachofas. Una pasada. Incluso R (valenciana por los cuatro costados) reconoció como muy bueno, y ya sabemos que como los valencianos comen otro arroz, les cuesta reconocer el arroz alicantino. El arroz caldoso es mucho más digestivo que el "seco" (el que normalmente tomamos, que no es que lo sea, pero por diferenciarlo lo llamaremos así). Bueno, y el remate, allioli de mortero. ¿En cuantos sitios lo encontramos?


De postre, también otro descubrimiento, un flan de turrón con un sabor absolutamente nítido a turrón.

Un descubrimiento. Recomendable para cualquiera que quiera conocer la cocina marinera de Alicante auténtica, y sin contaminar. Habrá que probar muchas más cosas.

Con cerveza y sin café, unos 26 por persona.

Els Bessons
Calle San Ramón, 36
El Campello
Teléfono 965631292


maps.google.es