jueves, 20 de marzo de 2008

Blat Picat


En un día pasado por agua, hemos llegado al Vall d'Alcalá, uno de los valles de la Marina, a los que se accede bien desde la A7 en dirección Pego o desde el interior desde Muro de Alcoy. Se tarda mucho en llegar desde Alicante desde cualquiera de los dos sitios. Si se respetan los límites de velocidad (quién no lo hace ya), casi 2 horas.

No hemos podido andar por el monte para abrir el apetito, y después de otear el Pueblo de Alcalá de la Jovada, hemos parado en el Restaurante del Camping. Es un edificio de piedra bastante nuevo, con mucha altura y una calefacción estupenda. Unas mesas muy amplias y con unas sillas de paja con brazos de lo más cómodo. Un lujo del espacio. Dentro de la oferta, hemos comido lo más local posible. Un plato de embutidos secos de la zona (sobrasada, morcilla seca, butifarra negra y salchichón), una ensalada y un plato de Blat Picat.

En esta zona es de las pocas donde todavía se cocina el trigo de esta manera. Una comida arqueológica. Un guiso con trigo, garbanzos, cardo, acelgas, y carne de cerdo (con su tocinito) muy contundente y sabroso. He encontrado un artículo de prensa sobre el blat picat del periódico Las Provincias bastante interesante, e incluso una receta. Una curiosidad: el caudillo Moro que dio origen a la fiesta de Moros y Cristianos de Alcoy, era del Vall D'Alcalá.

A doscientos metros del Pueblo hay un nevero espectacular y perfectamente conservado, y un pueblo abandonado por la expulsión de los moriscos. Un paseo a la Peña Foradada queda para un día que no llueva.

Campamento La Vall
La Vall D'Alcalá
Teléfono 965514333

maps.google.es




3 comentarios:

Anónimo dijo...

Cuando al final de mis estudios secundarios me introdujeron en los principios basicos de las estructuras matematicas, no podia imaginar que acabarian siendo fuente de meditacion sobre analogias en la naturaleza. Quizas suene excesivo hablar de estructuras culinarias, pero me atreveria a decir que el proceso mental que se requiere para concebir la receta del Blat Picat se replica en otras culturas. Quizas sea por la necesidad de recurrir a los ingredientes disponibles a la sazon pero tambien por la misma secuencia logica en el proceso de coccion, resulta que si sustituimos el trigo por cebada y el cerdo por cordero, el plato se llama Scotch Broth.
Un abrazo
Cuchillero

Javier Garcia Cuenca dijo...

Buena analogía. La estructura del plato es similar, aunque el sabor es muy diferente. También ingredientes precolombinos. La verdad es que un sitio donde unas ruinas del año 1600 están tan bien conservadas (no se ha llevado nadie las piedras para hacer otra casa), es difícil de encontrar tan cerca de la costa.

Anónimo dijo...

Es una apreciacion muy interesante porque efectivamente se trata de platos sin ingredientes traidos por el descubrimiento. Asi, posiblemente han permanecido inmutables desde entonces, tal y como los cocinaban antiguos pastores con lo que tenian a mano. Cada vez que cocino este tipo de platos pienso en ello.
Un saludo Javier.
Cuchillero