Jordania. Kempinski Ishtar

Acabamos de volver de un fantástico viaje a Jordania, cortesía de nuestros amigos de R. Hemos conocido el auténtico lujo asiático en este pais de oriente medio. Había leído que la gastronomía en Jordania era buena, pero supera a lo que esperaba.



El Kempinski Ishtar Dead Sea es un fantástico hotel de lujo, inspirado en los jardines colgantes de Babilonia. 10 piscinas, playa privada en el Mar Muerto. Hemos comido varias veces allí, en formato buffet, además, hemos estado en el Hotel Mövenpick de Petra, y comido en el castillo de Karak (una de las mejores comidas), y una espectacular cena en la pequeña Petra, (Beida) con un templo excavado en la roca a diez metros, alfombras en el suelo, y un cielo hiper-estrellado como techo (impagable).



Así hemos probado más de 25 o 30 platos diferentes. La comida está muy basada en la verdura y ensaladas, por lo que es bastante ligera.

Recuerdo unas muy buenas ensaladas de lentejas (frías, y con brotes), de garbanzos (oscuros, pequeñitos y blandos), puré de garbanzos (Hummus), croquetas de garbanzos especiadas (Falafel), pimientos amarillos (como en escalibada), bolitas de queso de cabra en aceite (cremoso y super-fuerte), rollos rellenos de berenjenas, berenjenas ácidas encurtidas, pepinillos cortados en salmuera, cuscus en ensalada.

De carnes, el Mansaf es lo que más me ha gustado, es un guiso de cordero (el cordero es fuerte, ya que come hierbas secas, aromáticas) que se come con una salsa de yogur caliente encima de arroz blanco. También platos de pollo bien cortado con piñones (recuerda lejanamente a comida china) y muy poco pescado. Algun kebab también.




La fruta es excepcional. Se ve que no utilizan los sistemas de producción españoles, y los albaricoques saben a fruta, la sandía y el melón muy dulces.

El vino jordano muy bebible. Tintos sencillos y sabrosos y blancos chardonnay muy aceptables. La cerveza, pilsen muy suave (Philadelphia, uno de los nombres previos de Amman). Además, Arak, un aguardiente anisado que se toma de aperitivo con agua, como la "Paloma" de nuestra tierra. Tés fríos muy refrescantes.

Un auténtico placer. Espectacular Petra, un descubrimiento Jerash.


Comentarios