Desayuno en Vips


Voy a intentar salir de esta sequía bloguera que practico muy a mi pesar ultimamente, con un post sobre un sencillo desayuno en Vips. Vips es ahora una franquicia en expansión, de la que se exporta sólo una parte de los originales. Desde hace muchísimos años visito el Vips de la calle de Ortega y Gasset esquina Velázquez en Madrid, y he desayunado (abundantemente, he de decir) muchas veces allí. Casi siempre tomaba desayunos americanos, porque la mayoría de las veces iba después de un madrugón considerable, un avión, y previo a una reunión densa. El momento ideal para un desayuno enorme.

Hoy no era el caso. Después de quedarme sólo con mis hijos (P está en París con sus hermanas), y de llevar a G a las 9 (sábado) al entrenamiento previo al partido de Fútbol, P y yo nos hemos ido mano a mano a desayunar al Vips de Alicante, en Federico Soto. Estos Vips exportados no tiene tienda de libros, periódicos, supermercado, sólo la parte de la restauración. Con unos precios a mi juicio algo altos, el sistema es el mismo de siempre, unos desayunos estandarizados, y un servicio bastante bueno. Hemos tomado un "Andaluz", un café con leche y un mollete (en teoría, pero para el que lo conozca sabe que era algo parecido), con aceite y tomate triturado. El aceite era normal, y el tomate bastante bueno. Ha sido un placer, ya que además, hemos discutido la compra de Repsol por Lukoil y disfrutado de la tranquilidad.

Cosas que pasan.

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
¿Y qué opina P minúsula sobre la venta de Repsol al capital ruso?
Muchos recuerdos,
Cuchillero