sábado, 27 de diciembre de 2008

Mi Casa


Este restaurante pertenece a un grupo murciano que incluso ha ampliado sus locales a Madrid. Yo sólo he visitado el de San Juan, junto a la carretera antigua de ir a la Playa.

Está en una casa grande, como de campo, con un soportal de entrada tablonado. En cuanto abres la puerta de madera maciza, a la derecha se observa su gran atractivo, detrás de una pecera llena de bogavantes. Son las fogatas de sarmiento donde se hace el arroz de un grano de espesor, que es el gran desconocido de los arroces alicantinos fuera de aquí. Este fuego hace que el arroz esté uniformemente hecho, y aporta un aroma especial.

La fórmula es de menú único, en el que sólo se elige el arroz, de entre cuatro. Nosotros (tuve el honor de asistir con Cuchillero y T), tomamos el tradicional, de serranas y conejo, puro monte y espectáculo. Antes, junto con una jarra de cerveza, un platito de ensaladilla rusa (patata machacada, muy buena), pimientos asados al sarmiento (machacaditos y con aceite), una hogaza de pan untado con aceite y ajo, un platito de queso y fuet, una ensalada murciana (tomate en conserva, huevo y atún), y unos huevos rotos con patatas a lo pobre.

De postre, flan y unos chocolatitos.

El local es muy grande, con dos pisos y con camareros profesionales y rápidos. Así está de lleno, incluso con la crisis. La fórmula es bien sencilla, todo bueno, a precio correcto, 30 € por persona. 

Uno de los mejores arroces de la zona, e imperdonable no probarlo si aún no lo conoces. 


Mi Casa
c/ Creuetes
San Juan de Alicante 03550
Teléfono 965655187

4 comentarios:

Salmorejocordobés dijo...

Otro sitio bueno para comer arroz en alicante. ¿Que raro! ¿Verdad? Lástima estar tan lejos; aunque así se coge con más ganas cuando se visitan tierras levantinas.

Anónimo dijo...

Pese a mi reticencia a probar el arroz especialidad de la casa (caracoles y conejo), ya que mi preferido es el de pescado, fue una acierto.

Los entrantes muy buenos también, sin embargo, fue una pena acabar una comida tan sabrosa con un postre tan mediocre y, para colmo, ¡sólo sabía a caramelo quemado!

Es una lástima la poca importancia que hoy en día se sigue dando a los postres en los restaurantes. Pocas veces se puede ir uno con buen sabor de boca...

Randolo dijo...

Tenñias que haberte saltado el flan y haber tomado fruta, que sí que estaría buena. Lo siento. De todos modos, me suelo quedar con lo bueno de un sitio.

Javiwey dijo...

Opino lo mismo del caramelo de ese flan.....