jueves, 5 de febrero de 2009

La Vaquería


Este Asador del grupo de María José San Román (Monastrell, etc.) tiene un nombre muy indicativo de lo que vas a comer. Es un chalet convertido en restaurante. Su estructura no fue pensada para lo que es hoy, pero está bastante bien resuelto. En la entrada hay una terraza que en verano es muy agradable, y en el interior un espacio único con mesas rectangulares y sillas de madera recia. La carta tanto de comida como de vinos es amplia, sin excesos.

En una cena el pasado sábado, tomamos, de entrantes un poco de jamón y queso correctos, unas chistorras, una ensalada de lechugas y rúcula con parmesano muy bien aliñada y bastante grande, y unos trozos de pulpo cocido y levemente tostado sobre unos cuadrados de patata cocida. Un pulpo a la gallega reinterpretado original. Luego unos grandes chuletones de buey para compartir cortados en lonchas muy ricos. Carne roja que tan mala dicen que es para la salud, pero que tanto nos gusta. Unas patatitas y una simple ensalada de lechuga con cebolla otra vez aliñada de forma perfecta. El aliño en la ensalada es la clave de su éxito. Es difícil dar con el punto de vinagre y con la cantidad de aliño. Además, la mezcla debe estar bien hecha, y sin agua.

De postre, un tiramisú en un vasito con un punto de turrón. Bebimos un Merlot de Enrique Mendoza (vino muy suave que combina con casi todo, muy bueno para entrantes diversos) y con la carne, un Valdemar de crianza con su carácter de Rioja clásico pero sin la dureza de otros.Un licor de café en un vasito muy bonito terminó de bajar la comida. Unos 35 € por persona.

La cena fue muy agradable, el personal nos atendió bien, y con buen ritmo.

La Vaquería
Ctra. de Benimagrell, 52. El Campello.
Alicante.
Tfno: 965 940 323

maps.google.es

3 comentarios:

Most Likely dijo...

Durante el corto período de tiempo que he seguido el blog veo que se trata normalmente una crítica siempre amable.. Durante una agradable cena en el restaurante Monastrel nos dijeron que debíamos visitar "La Vaquería" pero trasladarme desde la huerta hasta allí ¿valdrá realmente la pena?.
Saludicos.

Randolo dijo...

Es un buen sitio para comer carne. Igual que el Monastrell merece un desplazamiento desde lejos por su originalidad, La Vaquería tiene buenas alternativas.

El hecho de ser amable es a base de palos. Ya he tenido que corregir un par de posts por los mosqueos. De todfos modos, cuando voy a un sitio insalvable, no escribo sobre él.

Un saludo a la huerta

Anónimo dijo...

inceramente... el restaurante en la relación calidad-precio es malo, y me explico:

Hacía como un año que no me volvía a pasar por este restaurante, lo recordaba que fuera un buen asador de carne, donde la calidad y abundancia sobresalían, y el precio era medio-alto pero que no me importaba pagar, dado que tengo esa máxima cuando salgo a comer o cenar, si pago bien pero he comido mejor, no hay problema!

Anoche mismo dia 26 de septiembre de 2009, fue a cenar con unos amigos eramos 5 en total, todos jóvenes, no sobrepasabamos los 30, y la verdad que el trato personal fue más bien malo-pésimo, ya que pedimos mesa afuera y ellos teniendola fuera pero sin montar, nos dijeron sin más que no se podía. Por otra parte, la carta es más bien escuta-escasa y la calidad como cantidad de los alimentos es normal-regular, siendo un precio bastante excesivo.

¿Dónde se ha visto que un entrecot que ni llegaba a los 250 gr cueste 25 euros!!!! 3 euros más que el solomillo. Que el tomate trinchado del huerto del cura, (demasiado nombre para un tomate normalito) que era un tomate cortado simplemente con aceite, sin nada más, cueste 8 euros, que unos huevos rotos (más bien era un huevo roto debido a que era escasisimo) cuesten 8 euros, que una parrillada de verduras que apenas traía dos esparragos trigueros, dos trozos de berengena, unos cuantos guisantes en su baina y dos trocitos de cebolla cueste 14 euros... es una barbaridad y un sablazo!!!

Lo que sí nos dió risa a todos es el pollito picantón, se lo explico al que lea este mensaje: es algo así como algo más pequeño que una perdiz y la verdad que no tenía buen sabor, por eso nos cobraron 14 euros tambien... el pan con ali oli y tomate nos lo metieron sin pedirlo y nos cobraron por eso 7,50 euros un robo!!!!

En fin salimos despavoridos de aquél lugar, prometiendo no volver jamás y haciéndole la publicidad entre nuestros conocidos que se merece: restaurante mediocre, con comida irrisoria y con un servicio nefasto, sin olvidarnos del sablazo que nos metieron...

Para no volver jamás y para intentar que todo el mundo que vaya sepa a lo que se debe de atener. Gracias por haberme leido.