sábado, 18 de abril de 2009

Tartiflette de haute Savoie



Mis cuñados JM y C nos sorprendieron anoche con un plato francés, del que no conocía su existencia, pero que me sorprendió muy agradablemente, la Tartiflette de Haute Savoie. Se compone de cebolla, patatas, bacon (o tocino en otras recetas), y queso Reblochon.

En un resumen visual consiste en freír (o cocer) las patatas, la cebolla y el bacon y hornearlos con el queso por encima, de modo que se funde encima de todo. (pero permanece como una cobertura). La variable mayor es el queso, imagino que responsable de que el plato sea muy bueno o simplemente previsible. El utilizado anoche por JM era Reblochon de leche cruda, que encontraron en Carrefour, y cumplió su cometido sobradamente.

Es una comida para revivir del frío de su región, ya que la Alta Savoya es un departamento alpino francés donde hace falta reponerse del frío de la montaña, su altura media es de 1160 m.

El Reblochon es un queso típico de esta región y que su cometido fundamental es la de elaborar este plato. El nombre deriva de re-blocher (ordenar una segunda vez). La denominación de origen tiene una excelente web en la que se detalla todo sobre este queso.

4 comentarios:

Salmorejocordobés dijo...

Lepo siempre fue un buen cocinero. Su choco con garbanzos me dejó impresionado.
He de indagar más sobre la elaboración de este plato y no descarto grabar la receta para mi blog.

ignacio dijo...

La Tartiflete tomada in situ es un gran plato; la he tomado también en casa con un buen Reblochon en invierno y seguia siendo muy apetecible.

Anónimo dijo...

Nosotros también hemos disfrutado de la tartiflette de Lepo así como de otros platos que oficia con eficiencia y maestría. Cuando la probé por primera vez me interesé por su origen que es verdaderamente curioso. Como bien dices, reblochon se refiere a un segundo ordeño y es así porque en el siglo XVIII, los amos de los pastos alpinos exigían toda la leche para ellos. Los pastores por su lado, ordeñaban a medias las vacas y entregaban esa leche a los señores. El segundo ordeño, rebloche, era secretamente guardado para ellos. El queso reblochon se creó para preservar la leche así obtenida. En cuanto al término tartiflette, quiere decir patata en patois. El bacón y la cebolla son ingredientes añadidos de nuevo cuño que junto a las patatas hervidas, la nata, el vino blanco y por supuesto el queso, que puede ser sustituido por un Comté o un Beaufort si no se dispone de reblochon, son los ingredientes necesarios.
Un abrazo,
Cuchillero

Randolo dijo...

Gracias a los tres. Cuchillero continúa con su erudición.