sábado, 19 de septiembre de 2009

Murri


Por fin he comprobado el gran nivel de este muy merecidamente famoso restaurante del centro de San Vicente del Raspeig. Junto a la Iglesia, según se mira a la puerta principal a mano izquierda, algo escondido, se encuentran las diez o doce mesas de este cuidado local, con una decoración limpia, sin estridencias. Aparte de una carta bastante larga, de platos elaborados, hay un menú del día a 19 €, con una entrada, una ensalada y un plato (media ración) a elegir, otro menú a 25 € con el segundo con un poco más de enjundia y un tercer ya de degustación a 42 €.
Elegimos el Menú Murri, en el que nos dan a elegir el plato principal entre pescado o carne, que luego describo a su tiempo, para generar algo de suspense…



Para empezar nos sirven una vichysoisse de calabacín con unas hebras de cebolla tostada, muy fina. Después tomamos una ensalada verdaderamente singular que merece destacarse, por la sencillez de su elaboración y lo acertado de la combinación. Unos higos cortados en octavos, con un pelo de cabrales, un poco de jamón ibérico y unos dados de pan tostado. Muy buena. Luego una tempura con verduras y langostinos con un poco de salsa de soja, bien elaborada.





De segundo tomé una corvina (de pesca, no de criadero) en una salsa americana con un ribete de tinta, muy buena, pero en una ración pequeña. Mis acompañantes (los restos de los B), tomaron buey sobre un bizcocho de polenta muy buena pinta, pero una ración corta. Debido a ello, pedimos postre (fuera del menú), eligiendo una quenelle de chocolate y plátano encima de un bizcocho con una salsa de toffe de naranja (espectacular la salsa).



La carta de vinos está muy estudiada y el servicio es muy bueno, raro el mimo que le dan a este capítulo, que resalto al final aunque es de lo que más me ha llamado la atención. Elegimos muy acertadamente un vino de Zamora, un tempranillo de cepas viejas lleno de expresión, Venta Mazarrón, del que no tuvimos más remedio que repetir botella (a 18,50 €).

Al final mis acompañantes tomaron unas excelentes grappas por cuenta de la casa. Hay una buena gama de bebidas para terminar.

Un local para no perderse, para visitarlo sin dudarlo. A la carta será magnífico, aunque lógicamente, la cuenta subirá bastante. Al final, con dos botellas de vino para tres, el agua, algún aperitivo y los cafés (correctos), a 45 € por persona.
Para ahorrar tiempo, dejad el coche en el aparcamiento de debajo del mercado, que ya está abierto.
Murri
C/ General Prim 5
03690 Sant Vicent Del Raspeig
Teléfono 966 148 380