sábado, 31 de octubre de 2009

Finos y Finas. Madrid




En el barrio de Salamanca, en Ramón de la Cruz casi esquina con Príncipe de Vergara, está este buen restaurante, que además tiene una comida bastante divertida. Estuvimos la semana pasada, junto con mis amigos A, M, A y C, teniendo una agradable cena.

El local es colorido, bien decorado, en forma de L y con sillas bicolor y mantelería blanca y gris. La atención es correcta, sin exagerar.

Las entradas elegidas por A fueron las siguientes (las escribo según la descripción del menú):

Las anchoas de Guetaria en tostitas sobre lomos de pimientos rojos asados.

Muy finas y sabrosas. Buena combinación.

Croquetas de berberechos con crema de nécoras.

Correctas. Suscitaron debate. Hubo quien dijo que estaban muy bien hechas. A mí me gustaron sin exagerar.

Pencas rebozadas rellenas con lacón y queso con tomate caramelizado.

Una muy buena mezcla de sabores.

Rollitos Tai de ternera, jamón ibérico, verduritas y un toque de Soja.

Rollitos algo más grandes de lo normal. Buena factura, no emocionante.

De segundo, también a sugerencia de A, la mayoría comimos el Sandwich de Roast Beef de Buey con su salsa, queso, cebollita glaseada, finísimas lonchas de jamon ibérico y guarnición chips de verduritas.

Sensacional, un roastbeef jugoso, entre dos lonchas de pan y cuya descripción la define el nombre del plato. El sabor de todo junto es una pasada.

Bebimos un Chivite verdejo y un vino de Castilla y León Martín Verástegui muy potente, complejo y profundo, con una longitud fuera de lo normal. Los vinos están a precios bastante normales, bajos para ser Madrid.

En resumen, altamente recomendable. A los postres vino su responsable, con el que discutimos deportivamente sobre sus mejores platos (no le sentó muy bien que no alabara sus croquetas), y que nos trajo para terminar la comida una tapita de unos muy conseguidos callos.

Amablemente invitados por A, calculo que unos 40 € por persona. En el link de facebook de abajo están las cartas.

Finos y Finas
Ramón de la Cruz, 49
Madrid 28006

Teléfono 915779379

maps.google.es

facebook

viernes, 30 de octubre de 2009

El Portal






Hoy hemos comido en este restaurante gracias a un encargo que recibí a través del blog. Se ha ubicado en un local que se reformó para una franquicia, y quizá no se ha diferenciado demasiado físicamente del anterior por fuera, aunque sí enormemente en cuanto a la variedad y calidad de su comida.

No puedo ser excesivamente descriptivo con su comida, ya que hemos tomado menú (a 13,90 + IVA) aunque sí decir que el menú es estupendo, y que lo visto en las mesas de alrededor hacen que comprometa mi vuelta a comer el menú degustación con vino.

Es un local muy alto, luminoso, y todo diáfano, con una barra grande, algunas mesas altas para picar a la izquierda, y mesas bajas a la derecha. Excesivamente simples las mesas, aunque cómodas, para mi parecer. También han instalado una habitación transparente para conservar el vino, que se observa desde casi todas partes. El servicio es atento, aunque quizá mejorable en su atención visual. No obstante, es bueno.

Como éramos cuatro (muy agradable y placentera compañía de M y G), probé un marmitako de atún correcto y un humus con berberechos que me pareció muy original, y un rosejat de moluscos (fideuá de fideos finos con mejillones y caldo de pescado) muy bueno, aparte tomamos una fritura de pescado bastante alicantina, un par de salmonetes, una palaya y una merlucita. De postre un sorbete de pera bastante bueno y un carpaccio de piña prescindible.


En la mesa de al lado estaban tomando el menú degustación con la atención directa de su cocinero-dueño, Sergio Sierra, y hemos quedado asombrados de todo lo que iba saliendo y llegando a la mesa, Montrachet incluido (a 70 € por persona y mesa completa).

Revisión del post 01.12.2009. hoy he comido a la carta. Una ensalada de tomates de muchamiel con anchoas de bota, ambos muy buenos productos, una fritura de pescado plenamente alicantina, con unas pescadillas de unos 15 cm muy frescas y unas palayas (no he podido echarle el diente a ninguna.

De segundo una pluma ibérica con chutney de tomate y especias muy conseguida, con esa textura del ibérico tan particular por su grasa interna. Me he quedado con gans de comer algo más.

De postre hemos compartido un Brownie de chocolate y nueces con crema helada de mango original.

Me ha gustado mucho la comida.

La carta es muy completa, y la de vinos, muy divertida.

El Portal. Taberna & Wines
Bilbao 2 Bajo (junto al Portal de Elche)
03003 Alicante
Teléfono 965143269

www.gastroportal.com

maps.google.es



domingo, 18 de octubre de 2009

Villa Antonia


Anoche estuvimos en una fiesta celebrada en éste precioso restaurante de San Juan. Está situado en una antigua casa de la huerta, que ha sido restaurada de un modo que te traslada a otra época. Es la antigua casa de la familia de un corredor de comercio de Alicante muy conocido, una casa de dos plantas acabada en uno de esos techos de teja apuntados con una decoración en la parte superior. Tiene un jardín bastante grande y muy acogedor.

Dentro hay varios comedores, separados y donde se pueden hacer comidas o reuniones privadas. Especialmente bonita es el comedor donde está la biblioteca, con un mueble restaurado que llega hasta el techo.

Cenamos un menú preparado para unas veinte personas, primero nos trajeron una pericana en la que el pescado estaba sustituido por unas escamas finas crujientes, como corrn-flakes, posteriormente una ensalada de brotes con cítricos, boletus y jamón de pato, correcta, un brik de morcilla de pinoso con manzana y crema de calabaza más ligera de lo que podría parecer. El plato principal era un solomillo ibérico con reducción de Pedro Ximenez bastante conseguido, la carne en su punto (existe un error generalizado en muchos sitios de tratar la carne de ibérico como si fuera de ternera en la cocción). De postre una tarta Sacher con helado de turrón.


Bebimos un Muga 2005 servido a su temperatura correcta, unos 17º.

La cubertería, vajilla, cristalería y mantelería, de muy buena calidad, así como la presentación de los platos.

Más tarde estuvimos en una sala de exposiciones tomando unas copas, lástima de haber olvidado mi Ipod para enchufarlo al equipo de música, ya que la selección no correspondía a la edad de la mayoría de los que estábamos.

Muchas gracias a J y R por la invitación. Un acierto.


Ni idea del precio en esta ocasión, por lo que leo en otros sitios, más de 60 €. El sitio es muy bonito, propio para alguna cena con significado o reunión para quedar muy bien.

Restaurante Villa Antonia
c/ San Antonio, 92
03550 San Juan de Alicante

Tel.: 965 651 955
maps.google.es

La web muy completa. www.villa-antonia.com

sábado, 17 de octubre de 2009

La Ereta


Bueno, es una responsabilidad escribir sobre uno de los mejores restaurantes de Alicante, tanto por su arquitectura y ubicación, como por la calidad de su servicio y de su comida.

Empezaré por la descripción de su entorno. Está en un parque de su mismo nombre, en el ascenso al castillo de Santa Bárbara, con unas vistas privilegiadas sobre la ciudad y la bahía. Desde luego, para traer a comer a alguien de fuera, espectacular (pincha en su web y verás a lo que me refiero). Una de las mejores cosas de nuestra ciudad es su luz, y desde aquí estamos rodeados, ya que todas las paredes de esta construcción de madera son de cristal. Es muy agradable, y con unas mesas y sillas muy cómodas, manteles de hilo de mucha calidad.

El servicio es también muy bueno, muy atento.

Está introduciendo por fin una carta, ya que hasta la fecha había sólo dos pociones de menú gastronómico. Como uno de mis compañeros de comida venía de viaje y llegaba un poco tarde, nos sacaron un poco de queso de cabra y unas croquetas esféricas, acompañados de pan de varios tipos. Una vez todos juntos, comenzamos con el menú La Ereta, muchos y sucesivos platos.

Primero, un canelón de pimiento del piquillo relleno de atún en una salsa fría de turrón. Bastante original. Después un bullit con pescadilla, un lomo en una salsa muy fina.

Un plato realmente especial fue el soparet alicantí, una deconstrucción de la comida que se toma en las barracas en las Hogueras de San Juan, con un lecho de patatas, espinacas, un huevo pochado y un canutillo relleno de sardina. Muy singular.

Posteriormente, un arroz con Pulpo a la brasa, cebolla y All i Oli de tinta, bastante fuerte, muy marino, el arroz absolutamente lleno de sabor.

El último plato antes del postre era una carrillera con tapioca de Olleta y Manzana, que tristemente estaba algo seca.

El capítulo de postres es realmente pantagruélico, ya que consta de cinco, sí cinco postres, que aunque en raciones pequeñas, te desbordan. Todos muy bien presentados y cromáticamente un auténtico despliegue. Un mojito, una creme brulé de setas, una copa p¡con chocolate y helado, unos pequeños petiti fours y me dejo algo pero no soy capaz de recordarlo.

Bebimos agua, un aperitivo y una botella de Penya Cadiella Selección (un muy buen vino de Vins del Comtat, que merece la pena probar, es muy sencillo pero digno y rotundo). Cuando se acabó nos abrieron otra botella para tomarla por copas, hecho9 que se agradece.

La comida fue muy interesante, al final salimos a unos 70 € por cabeza, pero creo que está muy bien trabajado.

Restaurante La Ereta
Parque de la Ereta, s/n - Castillo de Santa Bárbara
03013 Alicante
Teléfono 965143250

http://www.laereta.es/

maps.google.es
Nota: se sube desde la calle Vázquez de Mella por la carretera que va al castillo, y a la derecha en una curva está el aparcamiento, con un cartel negro que indica el restaurante.

martes, 6 de octubre de 2009

No me ha pasado nada


Ruego disculpas a los lectores ocasionales de este blog. No me ha pasado nada, simplemente todos los sitios a los que he ido a comer últimamente (no muchos, por cierto) ya han sido comentados en el blog, y además coincido con las críticas realizadas en su día.

One One sigue como siempre, hoy (rodeado en el resto de las mesas por la élite de abogados de esta ciudad, no conmigo), hemos disfrutado de una muy divertida comida, alcachofas con foie, jamón y boletus, brandada de bacalao y carne roja.

El otro día celebré mi "n" cumpleaños en Zhu, que mantiene su gran nivel en cocina oriental, siendo además invitado a una botella de Anna de Codorniu y a pastel con una vela (gran discreción). Muchas gracias.

El pasado sábado cené en casa con R y C, y nos trajeron un vino que me gustaría compartir, ya que los blancos con crianza son una categoría de vinos no muy bebida, pero que merece la pena investigar. No son como los blancos normales, tienen mucho más cuerpo, paladar y longitud, y combinan muy bien con comidas diferentes a los blancos. El vino tomado, de Marques de Murrieta y elaborado en su Castillo de Ygay es el Capellanía, con nada menos que 17 meses de barrica de Roble francés.