Bottle shock




Traducida en españa como "Guerra de Vinos", es una película sobre el vino verdaderamente interesante y divertida. Bien realizada, con una muy buena ambientación en el año 1976 y con unas tomas de los viñedos de California muy interesantes.

Trata sobre hechos reales, en los que un tratante de vinos británico afincado en Francia llamado Steven Spurrier realizó una cata a ciegas entre grandes vinos franceses, y californianos, entonces poco conocidos y desde luego despreciados por nuestros chauvinistas vecinos. Wikipedia en inglés relata muy pormenorizadamente el concurso.

La película gira alrededor de la bodega productora del Chardonnay que ganó el concurso de blancos, Chateau Montelena (actualmente existe y sigue siendo propiedad de la familia que figura en la película, los Barrett).


Aunque hoy nos parezca casi normal la presencia de vinos de todo el mundo en cualquier supermercado, la globalización en 1976 era una cosa absolutamente remota, y el hecho de que el vino francés fuera superado en su propio país, y por catadores que en su mayoría eran profesionales franceses, abrió el mercado de una manera determinante.

La película debe estar bastante novelada con respecto a la realidad, pero da los mismo, porque gracias a eso es más amena. La pinta de surfero del hijo del dueño está muy conseguido, así como las catas en el bar del pueblo realizadas por su amigo mejicano, (otro personaje real, Gustavo Brambila)

Después de verla apetece abrir una botellita de algún vino exótico que tengamos guardado.



Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Feliz Navidad para todos vosotros Randolos.
Besos y abrazos.

Los Cuchilleros
Anónimo ha dicho que…
Feliz Año nuevo también

Cllro
Anónimo ha dicho que…
Hola! ahora si ya me he pasado por todo el blog y no tienes nada de La Finca! pero cómo? es un imprescindible de la provincia, a mi me encantó y además, nunca he comido en un restaurante con una estrella Michelín por 130€ por 2personas (con vino. Me gustaría conocer tu opinión, la mía es que es un sitio excelente, hay 2 menús de degustación (55 y 80€) que solo cambian en el número de platos, yo como muchísimo y no hubiera podido con el segundo. A ver si te das una vuelta por allí

Feliz año

Paola