lunes, 20 de diciembre de 2010

La Penela. Madrid

En el barrio de Salamanca, en una gran esquina de Velázquez, está abierta la sucursal de varios locales gallegos, desde hace algo más de dos años. Acudimos a una cena en la que asisten además dos gallegos que conocen bien los locales originales y que atestiguan que han trasladado bien los productos a Madrid.

Es un local muy grande, algo oscuro, con mesas cuadradas de largo mantel blanco y algo minimalista en su decoración.

Hay bastante servicio, formal y correcto. Por la presencia de galllegos, piden ellos. En primer lugar un fantástico vino de Valdeorras, Guitián, un blanco con bastante más entereza y sabor que los albariños. Toda la comida es de platos a compartir. Un salpicón de rape muy rico, un pulpo a la gallega (con sus patatas) igualmente adecuado, unos mejillones tigre fantásticos y una tortilla de patatas de esas poco cuajadas que era para llorar de lo buena que estaba (podía estarlo, 24 € la tortilla).


De segundo tomamos la especialidad que es una ternera guisada durante horas con unas patatas torneadas que eran una auténtica delicia. La carne se deshacía, de las que cortas con el tenedor. Nuestro amigo insistió terriblemente en que trajeran más patatas. No había pero al final aparecieron.

No probé los postres. La comida estaba realmente buena, un acierto de local para una cena muy agradable y divertida.
Por compartir las raciones, la cuenta fue moderada, a unos 42 € por persona (con bastante vino y copa final), pero si hubiéramos ido sin alguien que conociera cómo pedir, seguro que el resultado de la cuenta hubiera sido algo mayor.

Otra recomendación de acierto seguro. (Aunque insisto, algo oscuro).

La Penela
C/ Velázquez, 87
28006 Madrid
915 765 222

Bar Tomate. Madrid











Este es un local de moda en Madrid, con lo que supone esto en la afluencia de público (mucho) y la asistencia de gente conocida. Para muestra, hemos comido en la mesa de al lado de Rajoy, que compartía mesa con Moragas.


El local tiene dos zonas diferenciadas, (ley del tabaco) separadas por una barra de espera. La decoración es rústico-industrial, incluso con mesas corridas. Adornos rojos de madera, predominio del negro y gris, y música chill-out (que me ha impedido cotillear lo que hablaban nuestros vecinos, una pena).

En uno de los fondos de la sala trabajan una pareja de cocineros, con un gran estante lleno de verduras bien colocadas con unos colores impecables.La carta la traen en una tabla de madera con pinza, y tiene dos hojas, una de comida más informal y rápida y una segunda con algo más de elaboración (no mucha en cualquier caso). Elegimos unas croquetas de ceps (redondas, simplemente correctas), unas verduras salteadas (diría que en un wok, vainas, setas, tomate, brócoli, espárragos, duritas, con una cantidad de grasa justa, muy buenas).



Ausencia de mantel, una hoja de papel de color cartón con el nombre del local en la esquina, servilleta gris de papel, y cubiertos y vajilla funcionales. Los camareros son correctos, pretendidamente no-formales.


Después una hamburguesa con salsa de champiñones, (una salsa buenísima y una buena carne) y una pizza blanca de verduras, (aceptable). De postre compartimos unas fresitas con pimienta (cazuelita con fresitas, una crema y gratinadas, supongo que con al go de pimienta, que no noté).





Una comida entretenida en un sitio de moda, sin ser un espectáculo gastronómico, pero con comida digna. A menos de treinta euros por persona con una cerveza como bebida.

Bar Tomate
Fernando el Santo 26
Madrid 28010
Teléfono 917 023 870

Cafetería Ferpal. Madrid

Hace muchos años que Rodilla se convirtió en una franquicia, con lo que a medida que se va alejando el tiempo se nos olvida cómo eran los sándwiches originales. Buscando otra cosa en internet leí que en esta céntrica cafetería a un paso de la puerta del Sol se podía volver al pasado con unos excelentes sándwiches. He de decir que ha sido un completo acierto, las cremas son sabrosas (según dicen, hechas de forma manual por ellos diariamente) y los sabores son nítidos, sin ese gusto a comida preparada de las franquicias.


Además, como el día previo comí unos sándwiches en una franquicia de Rodilla (estaba en baja forma física, hacía un frío espantoso y era el único sitio que pillaba cerca), la comparación ha sido real y no basada en recuerdos. No sólo eso, sino que además son mucho más baratos, a 80 céntimos en Ferpal en lugar de los 1,20 € a 1,50 €.


La Cafetería es amplia, con un bueno número de jamones colgados del techo, ya que es una concurrida tienda de venta de fiambres y quesos. En la parte derecha hay una barra en la que destaca en el centro una vitrina con los sándwiches preparados. También venden tarrinas con la pasta para hacer los sándwiches en casa.Además, para comer en el tren de vuelta hemos comprado varios, (queso con fiambres, salami, puerros, bacon, ensaladilla, salmón,). He recordado un viaje que realicé con mi amigo J, en el que en un autobús devoramos unos sándwiches que traía un amigo en una bandeja, en 1984 sería.


Recomendación para todas las edades y bolsillos.


Cafetería Ferpal

Arenal, 7

Madrid 28001

Teléfono 915215108

domingo, 5 de diciembre de 2010

Restaurante Club Nautico Costablanca

El renovado comedor del histórico Club Náutico Costablanca, en la Albufereta, alberga ahora al experimentado equipo de Casa Ros, uniendo una comida muy conseguida en un balcón colgado al mar.

Es realmente agradable y bonito comer junto a la cristalera que ocupa desde el suelo al techo, con una vista del puerto deportivo y de toda la bahía. Además, lo mejor es disfrutar de unos productos excelentes.


Hemos elegido un menú completamente marinero, con unas quisquillas de un sabor profundo, un calamar a la plancha fresquísimo, y una gran ensalada, bien surtida y preparada. La quisquilla es un marisco muy sensible, y la que hemos disfrutado hoy estaba en perfecto estado y muy bien cocida, a una temperatura ideal (muy frías pierden el sabor).




Después un par de arroces, uno negro en paella y uno meloso de mero en caldero. El arroz negro tenía muchas verduras, y un buen punto de tinta, sin llegar a ese exceso muy frecuente en el que el arroz es completamente negro. El color ideal para que el arroz negro no esté demasiado fuerte es verde oscuro. Lo han bordado.
El segundo arroz, con un caldo marinero a más no poder, también estaba muy bien hecho.


De postre hemos elegido una tarta de tomate, que era una especie de pan de Calatrava con mermelada de tomate.


Cafés y cerveza, sin excesos en la bebida, calculo que a unos 25 € por persona (íbamos con muchos niños que han comido algo distinto), un precio fantástico.

Además hemos disfrutado hasta la puesta del sol en la mesa en agradable compañía, mientras C se llevaba a los niños a pescar e incluso hemos traído a casa un calamar para la cena.

¿se puede pedir más?

Altamente recomendable. Lo mejor de la zona en ambiente, calidad y trato.


Club Náutico Costablanca (Casa Ros)
Avenida Condomina, 20
03016 Alicante
Teléfono 966385727

domingo, 28 de noviembre de 2010

Taberna la Daniela. Madrid






Resulta curioso como una comida típica se convierte en una especialidad, y en una ciudad como Madrid, sujeta a comercialización en exclusiva. Así, hay dos empresas que han encontrado un hueco para ofrecer un menú único en cocido madrileño, ambas con varios locales, Casa Carola y La Daniela. La semana pasada disfrutamos de la taberna La Daniela en su local de Goya.

El local estaba abarrotado, con dos turnos para comer, y sus clientes eran madrileños en su mayoría (si como madrileños entendemos a los que viven en Madrid.

Antes de la comida nos traen una tapa de patatas con alioli, y hay preparadas unas guindillas con cebolleta (para morder con la sopa) y un cuenco con dos salsas de tomate, una de ellos especiada, para los garbanzos.

El cocido se sirve a la manera madrileña, con los tres vuelcos correspondientes. En primer lugar la sopa, con sus fideos correspondientes, bastante suave, sin la capa de grasa espesa de los cocidos de mi Abuela, (creo que el chorizo lo deben añadir después). Una concesión a la mayoría.
Después una buena fuente con los garbanzos (tiernos y bien terminados) y un poco de repollo en una esquina.


La bandeja de la carne es tremenda, con su gallina, jamón (con el hueso), vaca y un poquito de chorizo y unas rodajas de morcilla de cebolla fritas aparte del cocido.
En general está bastante bueno, aunque no emociona.

Bebimos un vino de Madrid adecuado para el cocido (Carlos Diaz), y agua. De postre, pedimos una tarta de manzana (enorme ración) y buenísima, a 6,5 €. También unos sorbetes de limón con cava (a 6,5 € cada uno, un auténtico abuso, teniendo en cuenta que al ser menú único no ves el precio de los postres.

El cocido vale 21,5 € por ración, con complementos salimos a 35 € por persona, un precio correcto, salvo el apartado de los postres. Los cafés también bastante caros, a 2 €.
La atmósfera del local es muy interesante, con una barra atestada de gente que tapea y unos comedores en diferentes habitaciones, con un ambiente familiar. Un cocido es una gran comida.

Taberna La Daniela
General Pardiñas, 21
Madrid
Teléfono 915752329

lunes, 25 de octubre de 2010

La Sastrería 2010

Memorable comida la de la semana pasada en el restaurante la Sastrería. María Luisa nos sentó en la mesa de los enamorados, ( iba con mi mujer, que conste) debajo de la serpenteante escalera art-decó del local, en la que verdaderamente te sientes escondido.


No elegimos la comida, sino que nos dejamos aconsejar en toda la comida. Primero probamos unas tostas con caviar de berenjenas con ibérico, levemente dulce y muy singular, después una fantástica milhoja de foie con Mango (de avión). Lo del mango de avión viene de su medio de transporte. El de barco madura en el barco y no tiene ese dulzor ni aroma tan auténtico. Las feuilles son de pasta brick, muy crujientes. Un plato con una mezcla de sabores y texturas muy conseguida.






Después un bacalao en forma de soldaditos de Pavía, este plato andaluz tan extendido también en Madrid, en el que el rebozado se convierte en el receptor del sabor del bacalao.


Después tomamos un rodaballo, que nos sirvieron con un cuenquito de tinta de calamar, regado con un Albariño muy poco típico, con un sabor más intenso que los habituales, y sin la acidez que acompaña tradicionalmente a este vino. Un compañero muy atinado para el rodaballo, y un vino para anotar y probar, Benitosantos.

De postre, y contrariamente a mi costumbre, pedimos dos platos, un dulce de manzana al horno ( a modo de tarta de Manzana deconstruida, si se quisiera llamar así) y una excelente combinación con un nombre original, Pan antiguo con toffi y mantecado, una rebanada de pan macerada con una bola de un helado artesano de esos tan buenos que tenemos en Alicante.

Muy buen ambiente, como siempre. Hay que felicitarse de poder encontrar sitios donde se mime tanto la comida y a los comensales.

La Sastrería
Plaza de Gabriel Miró, 20
03001 Alicante
Teléfono 965203174

sábado, 16 de octubre de 2010

Regina. Playa de San Juan

Con este longevo nombre en la avenida de Santander se encuentra este restaurante que engaña un poco. Por su nombre parece una típica pizzería, y a priori en su carta puede parecerlo, pero no es típico, ya que su comida está muy por encima de la media. Es un auténtico restaurante, donde se come bien.

Anoche estuvimos en una cena bastante numerosa, en la que probamos una ensalada muy original, preparada en forma de tarta donde los laterales son lonchas de parmesano, y dentro hay lechuga, ricotta y tomates. Unos corazoncitos de alcachofas fritos muy sabrosos, unos boquerones fritos limpios, y unos calamares muy correctos. Yo tomé una pasta que me eligió Luis, el gerente, unos raviolis con bogavante extraordinarios, vi a mi alrededor unas carnes muy sabrosas, solomillos y entrecots poco hechos, y algunas pizzas (preparadas en horno de leña). Finalmente tomé una tarta de queso preparada con dulce de leche, muy contundente pero sin estar demasiado dulce.

Me gustó mucho la comida. Bebimos Ramón Bilbao Crianza, en su línea clásica habitual. Por poner algo a mejorar en el local, la carta de vinos está demasiado basada en Riojas y Riberas (con alguna referencia de Alicante).

Volveré a probar más cosas, me ha dado la impresión de ser un sitio donde todo está bueno. Salimos a algo menos de 40 € incluyendo algunas copas.

Pizzeria Regina
Avenida Santander, 14
03540 Alicante
965 265 975

maps.google.es

sábado, 9 de octubre de 2010

Breve Estudio de Mercado





Lo primero de todo pedir disculpas por mi inactividad en el último mes, debida a ajetreo veraniego y sobre todo a quince días de estómago revuelto debido a un fantástico viaje a Egipto, pero que ha tenido consecuencias largas. Cuando tienes malestar no te apetece comer, beber, y menos aún escribir sobre esos temas.

Este post es algo atípico, y refleja alguna de mis manías
derivadas de mis obsesiones laborales. Las cadenas de distribución dominan el mercado, cada vez más, y son las que fijan los precios en el mercado. Una de mis búsquedas permanentes es el mejor establecimiento para comprar vino. Aparte de otras, en cuanto a variedad hay dos que destacan, como son Makro (accesible sólo para quién tenga algún carnet) y el Corte Inglés. Makro publica unos fantásticos catálogos de vino cada temporada, y El Corte Inglés utiliza de forma permanente el buzoneo de unos folletos a color sobre los productos que le interesa promocionar en cada época del año.

Han coincidido en mi buzón el catálogo de Makro con vigencia 13 de Octubre a 9 de Noviembre y el de Hipercor (aunque en Alicante no hay me lo han remitido) de vigencia 30 de Septiembre a 16 de Octubre, ambos sobre vinos. En el de Hipercor si compras más de 24 € durante la promoción te regalan una botella de Cava Elyssia Brut Nature valorada en 12,90 €. Hay ofertas de 2ª unidad a mitad de precio.

He estado un rato esta mañana apuntando todos los precios que coinciden (ya que hay tantísimas referencias que no lo hacen más del 10 %), y pasándolos a una tabla (y sumándole el IVA al catálogo de Makro que viene publicitado sin él).

Del estudio de la tabla se sacan varias conclusiones.

1) En las ofertas de 2ª unidad a mitad de precio el precio está inflado en la primera unidad en dos de los cuatro casos que coinciden referencias.

2) El precio medio es más caro en el Hipercor en un 10,66 %

3) Por precios, si segmentamos en mayores de 12 €, la diferencia es de un 11,11 % y en menores de 12 € de un 4,84 %.

Os adjunto la tabla si la queréis echar un vistazo.

Ya intentaré cotejarla con otros centros, como Carrefour o Alcampo, a ver si ya que he empezado con ésto, puedo completar el estudio.

Saludos a todos.





miércoles, 8 de septiembre de 2010

Lobizón


Con este curioso nombre, que significa algo así como hombre lobo en la mitología guaraní, acudimos a comprobar una recomendación de la web www.laplayasanjuan.com un día de esos que te apetece tomar unas tapas y probar algún sitio nuevo.

Está en la concurrida (en hostelería) calle de Miriam Blasco, entre las playas de la Albufereta y de San Juan, ocupando un local pequeño con terraza. Nos sentamos en la terraza, en unas pequeñas mesas con sillas de aluminio, y miramos la carta escrita en dos pizarras negras en la fachada, un buen sistema, que no se utiliza lo suficiente, y que facilita mucho la tarea de elegir.

Aunque la terraza estaba bastante llena, un camarero joven nos atendió muy rápidamente en todo lo que pedimos, unas excelentes cañas de cerveza Alhambra, una cerveza que me encanta. Se extendió su buen hacer gracias a la cerveza reserva 1925, con esa botella verde tan atractiva, y con la idea de poner en las latas una tapa para no chupar una superficie expuesta a no se cuantas cosas. Pertenece al grupo Mahou-San Miguel, que el año pasado ha pasado a ser el primer grupo cervecero en España, pasando a Heineken, con sus marcas Cruzcampo y Amstel.

Vuelvo a Lobizón. Pedimos unas albóndigas, unas bravas y una ración de pulpo a la gallega. Las albóndigas (4) estaban bien conseguidas, las bravas fritas a mano, con una salsa pasable, y el pulpo bien hecho. Para matar el hambre tomamos tres montaditos lobizón, ternera, pimiento, bacon y algo más.

Es un sitio de los que te quedas con ganas de repetir, cosa que haremos en breve. Todo lo anterior con cuatro cañas y un Nestea, por 25 €.

Lobizón
Avenida de Miriam Blasco, 10
Alicante 03016
Teléfono 966353807

martes, 24 de agosto de 2010

Amanecer. Sevilla




Este clásico restaurante de comida country-mex (como ellos rotulan) tiene ya 25 años. Mi primera visita hace no tantos, pero quizá 20, y tenía muchas ganas de volver. Tengo que decir que sigue en plena forma, ofreciendo muy buena calidad y servicio.

La carta es muy amplia, basada en ensaladas, hamburguesas, antojitos, sandwiches, tacos y enchiladas. Yo recordaba especialmente las enchiladas, ya que cuando fui por primera vez no conocía en absoluto la cocina mexicana.

Comimos con los niños, y elegimos una ensalada con espinacas, queso de cabra y bacon, bastante buena, un gran cuenco de guacamole, con sus totopos (nachos) para mojar en él, bastante conseguido y unos aros de cebolla que no pasarán a la historia.


Después tomamos una enchilada (los mexicanos dirían una enchilada suiza, ya que tiene queso gratinado), de frijoles negros y pollo. La sirven en un cuenco de barro pequeño. Unos Tacos Tío, bien descritos en la carta como tortilla con refrito de frijoles, carne de res y verdura, todo gratinado con queso, poco picante, que estaban muy bien hechos, en tortillas de harina, buenas raciones, y un Pinche Puto, taco extrapicante que mi hijo G acabó hasta el final por amor propio, ya que era super-picante.

Los niños tomaron unos mousses de chocolate blanco.

Comimos en el local que hay junto al parque de Maria Luisa, decorado en plan vaquero, con un muy buen servicio. En Sevilla hay cuatro locales, el original en la calleAsunción cierra a las 5 de la mañana.

Con refrescos, pagamos unos 15 por persona.

Ya se que en Sevilla si eres de fuera no se suele ir a estos sitios, pero de vez en cuando hay que variar. Recomiendo a los que van con cierta frecuencia que lo prueben, no saldrán defraudados.

La web es bastante buena www.amanecer.es

Amanecer
Calle de Juan Pablos, 2
41013 Sevilla‎
Teléfono 954 629 551

sábado, 21 de agosto de 2010

Paella de Marisco paso a paso

Realizo un post diferente en mi blog, debido a la décima edición de unas vacaciones con salmorejocordobes y nuestras familias, una vez más sobresaliente en gastronomía pero sobre todo en amistad. Retornado del camino de Santiago, y con un aspecto propio del invento, Salmorejocordobes nos enseña como hacer una paella de marisco excelente, sin que la cartera se resienta, y cómoda de comer. En Alicante la llamaríamos del Senyoret, ya que todo está pelado y preparado para meterse en la boca sin trabajo adicional.

Realizo un paso a paso con las fotos tomadas, que serán más ilustrativas que las explicaciones.




Primero, se pican unos tomates y unos pimientos rojos en tiras, para el sofrito.

Para el caldo, se preparan en tacos un poco de calamar.


Se depositan en el fondo de una buena porción de agua unas colas de rape.

Se frien con aceite de oliva virgen extra unas cigalas congeladas (4 € todas las que se ven).

También unos gambones.



Se retira el marisco y se añade el calamar. (sin añadir sal en ningún momento).



Se pelan todas las gambas y cigalas, poniendo en el caldo las cabezas y cáscaras y dejando reservadas todas las colas para añadir al final del arroz.

Se añade al sofrito los pimientos retirando el calamar.
Este es al aspecto del marisco pelado.
Se añade un poco después el tomate.
Se prepara el caldo de pescado en el aro paellero.
Mientras tanto, se preparan unos mejillones al vapor, simplemente añadiendo un poquito de agua en una sartén.
Se sacan los mejillones de sus cáscaras.
Se utilizará este condimento de Carmencita en lugar del azafrán o del colorante.
Se añade el arroz (bomba de Hacendado) al sofrito de las verduras.
Una vez pasado por el aceite, se añade el caldo de pescado.
Después del caldo se sala. Hasta ahora no ha habido sal en ningún paso.
Una vez que el arroz está casi hecho, se añade el marisco pelado.

Después al calamar y los mejillones.

Aspecto final del arroz.


Un espectáculo.


.

Hostal San Juan






Describo una agradable cena de verano al exterior en una terraza en primera línea de mar que fue interrumpida por una tormenta tremenda y a la carrera al interior.

Este pequeño hotel de primerísima línea de la Playa de Muchavista (la parte de la Playa de San Juan que pertenece al municipio de Campello), se ha quedado como un vestigio de un pasado de chalets y pequeñas casas al borde del mar. Está elevado respecto a la carretera un par de metros, para que desde su terraza no molesten en exceso los coches que pasan constantemente.

La terraza tiene varios niveles, con unos parasoles de paja y alguna sombrilla para que por el día se pueda aprovechar también. Mesas cuadradas, con sillas sencillas, aquí lo que prima es el entorno. La carta tiene toques originales, como platos de León por encargo, imagino que debido al origen de sus dueños.


Elegimos unas tostas de bacalao ahumado (buen pan con tomate y una ahumado ligero, bien preparado), y una ensalada de setas escabechadas. Muy original y variada. Un placer para el que le guste probar sabores nuevos. Tomamos una cerveza y una botella de Fondarium, un moscatel seco de Alicante, que no me convenció (12 €).


Después tomamos todos pescado, yo elegí unos boquerones fritos (extraordinarios), una ventresca de atún (no muy bien acogida), y mero (en su punto). Tuvimos que salir casi corriendo con los platos en la mano por una tromba de agua que duró hasta el final de la cena, que acabamos junto a la barra del bar al lado de una nevera de helados algo ruidosa.

De postre tomamos testimonialmente un dulce de Torreblanca, de chocolate, que estaba bueno, y una botella de Moscato Navarro, de Ochoa (vino dulce con aguja de 5,5º, copia del italiano).

Unos 40 € por persona.

Hostal San Juan

Av de Jaime I 'El Conquistador', 110

03560 El Campello

Teléfono 965 652 308

hsanjuan.es

maps.google.es

martes, 17 de agosto de 2010

El Patio de San Juan




Recientemente hemos visitado éste clásico restaurante de San Juan, que está en un chalet enfrente de El Jabalí, cerca de Santa Faz. Lo he encontrado bastante cambiado respecto a la lejanísima última vez que lo visité, en una cena con maridaje hace ya muchos años. Comemos en el jardín que hay en la entrada, por lo que no puedo hablar de cómo está en el interior. La verdad es que es muy agradable, aunque es mediodía y aparentemente podríamos pasar calor, se está mucho mejor que con el agresivo aire acondicionado de muchos locales de hoy en día.




La carta es bastante clásica, con carnes y pescados convencionales y sin grandes preparaciones. Las mesas son redondas, el servicio, bien sin exageraciones. Nos ponen un aperitivo de la casa, una gamba rebozada en un palillo, con un fondo de soja y una cucharadita de escalibada.




De entradas pedimos una tempura de verduras, y un salmón marinado. La tempura es aceptable, sin más, y el salmón muy bueno.




Después elegí un pescado, un denton a la espalda. Me sacaron un buen lomo, bien preparado. Es un pescado que en nuestra zona garantiza dos cosas, no ser de criadero y generalmente ser fresco.

Los postres son casi todos de repostería, con desigual aprobación por el resto de los comensales. Yo me los salto.

Bebimos un Ramón Bilbao de crianza, un valor seguro, un clásico del sabor Rioja.
Unos 45 € por persona.

El Patio de San Juan
Avenida de Alicante 51
San Juan de Alicante
Teléfono 965656800

sábado, 31 de julio de 2010

An Lochan. Glasgow



En mi tercera visita a las frías tierras de Escocia, Cuchillero y T tuvieron el detalle de invitarnos a un restaurante de pescado escocés.

La restauración de este país es muy diferente a cómo nosotros la entendemos, más por una cuestión cultural que por otras razones, pienso yo. Una de las mayores diferencias podría ser que para nosotros es común comer fuera, y para ellos un hecho extraordinario, en el que todo además es más tranquilo.

El local es muy atractivo, todo en blanco y negro, con una fachada tradicional, el rótulo pintado y con pizarras con los diferentes menús de las diferentes horas del día. En la parte exterior hay dos mesitas de madera para que los fumadores puedan salirse, ya que la ley del tabaco aquí es de verdad, no como en España.

El restaurante pertenece a un grupo con dos hoteles pequeños, uno en el campo, al norte de Glasgow, junto a un lago, y otro en la costa occidental. Ambos tienen una pinta de morirse. Parte del pescado lo traen del hotel de la costa, donde ellos lo pescan.



Entrando al local se disponen las mesas directamente en un espacio, con una pequeña barra rectangular en el centro. El servicio es femenino, muy amables y sonrientes. Nos traen la carta, que presenta también algunas diferencias. Hay una serie de platos que se pueden pedir como primeros (starters) o segundos (main) y que según lo elijas de una manera u otra tiene precio distinto (imagino que también cantidad) a continuación están los starters puros y luego los segundos.

Elegimos unas vieiras con bacon y ensalada de hojas (buceadas a mano, según la carta), unas ostras con un chupito de en el centro, y un plato de marisco, que trae cigalas, una vieira, mejillones (pequeñitos, de roca), un poco de salmón y quizá algo más. Las vieiras son excelentes, y la cabeza de cigala que chupo (no sin pensar previamente si queda bien en este sitio), está buenísima.


Tomamos un Sauvignon blanc chileno, al que para nuestro gusto le falta algo de frío, pero nuestros gustos térmicos difieren bastante en la temperatura de las bebidas aquí. Los precios de las bebidas alcohólicas son mucho más altos que en España, hecho que repercute en otro de los aspectos distintos, la alegría general. El público está bastante tranquilo, yo diría que la edad media es algo más alta de la que nos encontraríamos en nuestro país.

De segundo plato sigo con el pescado, unos lomos de trucha en un puré de patatas con pesto y calabacines glaseados con una salsa de pimienta roja, que rodea el plato. La combinación es buena, y la presentación, trabajada. Todos los platos son servidos con estética.



(Cuchillero elige un plato de carne que sospecho no le agradó.)




De postre, elijo un tatin de ruibarbo con helado de vainilla. Son muy aficionados aquí al ruibarbo (rhubarb) que es un tallo de un color rosáceo algo ácido. Combinada con el helado, se mitiga la acidez.

Fue una muy interesante cena (a las 8 de la tarde y a pleno día) con una excelente compañía.

An Lochan
340 Crow Road, Glasgow, Lanarkshire G11 7HT
teléfono 0141 338 6606