sábado, 27 de febrero de 2010

El alto de Colón. Valencia


Es uno de los restaurantes más bonitos en los que he estado. En el super-restaurado Mercado de Colón en Valencia (realmente bonito) está este restaurante subiendo las escaleras de la izquierda.

El Mercado es un monumento modernista de 1916 que no hay que perderse si se va a Valencia, que por cierto, está para ir (y dicho por un alicantino esto ya es difícil).

Es un salón rectangular de 80 metros cuadrados, y disfrutamos de una cena que nos obsequiaron nuestros amigos de E, cerrándolo para nosotros (era lunes). El techo es muy bonito, y las vistas mejores. Nos sirvieron un Albariño Cadoiro de Teselas (considerado premium) que no cambié en toda la cena por un Marques de Arienzo más convencional. Empezamos la cena con una Terrina de Foie con tomate confitado y reducción de PX muy sedoso al paladar, después un "Atún con Olivas" casi crudo, excelente. Seguimos con un Rape de playa con setas de temporada en su punto justo de cocción y un solomillo de ternera con verduras salteadas más convencional. De postre, unas torrijas de horchata con helado de canela muy dulce.

Sólo por el entorno ya merece la pena ir, y la comida es magnífica. Ahora bien, creo que por lo leido en verema, el precio es alto.

El Alto de Colón
Cirilo Amorós
Mercado de Colón
Valencia 46004

Teléfono 963530900

Ratana. Milán

Nunca hubiéramos encontrado sin ayuda, y como turistas, este restaurante abierto en 2009 en un edificio precioso rodeado de un jardín en una zona en la que quedan fábricas aunque está bastante cerca del centro.

Tuvimos que llegar andando bajo la lluvia ya que mi sorpresa fue que el metro estaba cerrado a las 8 de la tarde. Es un local precioso, que se puede contemplar en la divertida web http://www.ratana.it. Suelo de madera de roble y un mueble vertical con estantes de suelo a techo, mesas cuadradas y alguna redonda en la que pueblan el local jóvenes, familias con niños y personas mayores todos mezclados con música de fondo y bastante animados.



Nos recibe una camarera para tomarnos nota y nos habla en italiano a toda pastilla (aquí no hay turistas) pero cuando ya le decimos que nos hable un poquito más despacio lo hace con una sonrisa. Nos dejamos aconsejar en la elección, un risotto a la milanesa (con azafrán) realmente espectacular, muy untuoso una ensalada de aragostelle con valeriana e aceto di lampone (unas gambitas peladas y adobadas en un lecho de ensalada) también muy bueno. Elegimos un vino que nos recomiendan, Rosso di Valtellina Ar.Pe.Pe 2004 bastante contundente y afrutado, y agua frizzante Valverde.

De segundo plato, un goulasch con polenta (generosa ración y muy sabrosa la salsa) y un plato de cerdo (maialino) con mirto y calabacines con un puré de patatas hecho a conciencia). Muy contundentes platos, pero adecuados para el frío y la lluvia que hacía. De postre pedimos grappa y nos traen una carta muy extensa, eligiendo centopercento pecorino, buenísima.

Una cena para recordar. Además no fue cara para lo que tomamos, 91 € los dos. Merece la pena buscarlo, disfrutaréis.

Ratana
Via Gaetano di Castiglia 28
Milano
teléfono +390287128855

maps.google.es







Trattoria Masuelli San Marco. Milán

En un fantástico fin de semana en Milán, y previa consulta a varios bloggers, seleccionamos dos restaurantes para la cena, ya que el pranzo (la comida de mediodía), la hemos solventado visitando estupendas panaderías y comprando focaccias, paninis y pizzas (una maravilla).

Los milaneses son muy educados, y amables. No es una ciudad muy orientada al turismo, pero esto casi es mejor.

Este restaurante es un super clásico, y me fue recomendado por dos personas distintas. Está situado cerca de Porta Vittoria, en un lugar no muy céntrico, al que recomiendo ir en taxi (no son muy caros, unos 8 euros por la noche por tres kilómetros de carrera con bastante tráfico). Un local muy bonito, ya que es un restaurante de 1921, con unas lámparas de cristal de colores de los años 30 preciosas, una barra de madera justo a la entrada, y el Sr. Massuelli que está pendiente de todas las mesas. Un trato muy familiar, y un ambiente estupendo, muy animado, con mesas con familias (el sábado por la noche) con charlas muy animadas. Les extrañó que sólo cenáramos dos platos (en Italia cenan tres), aunque creo que no elegimos muy correctamente.
Elegimos el vino de la casa y agua con gas (Levisima frizzante) mientras nos trajeron una bandeja con varios panes y rosquillas rectas que fuimos devorando mientras elegíamos. El vino estaba francamente bueno, dentro de que es un vino con aguja, sencillo pero interesante, Barbera del Monferrato 2008.

Mientras esperábamos nos trajeron un platito de una crema de patatas casi líquida con un trozo de tocino fino cortado encima (lardo) muy goloso.

Tomamos un antipasto de la casa, con la sorpresa de que era salami, encurtidos, fiambre, jamón y aceitunas (todo bueno, pero al ser de la casa esperábamos algo más). Después tomamos una costilla a la milanesa (un plato muy típico, pero nada diferente), y un filete de atún rojo con sésamo blanco encima.

De postre tomamos Bonet delle langhe (un pastel compacto de chocolate) y una Torta di nissole delle langhe con crema de mascarpone (un bizcocho curioso con una crema en el fondo), y unas grapas secas para bajar la comida.

102,50 € por la cena, algo caro, pero estamos en Milan.

Trattoria Masuelli San Marco
Viale Umbria 80
Milan 20100
Teléfono +390255184138

http://www.masuelli-trattoria.com/


maps.google.es





lunes, 8 de febrero de 2010

Restaurante Hotel Villa Venecia. Benidorm

El restaurante del Villa Venecia complementa al fantástico marco del Hotel en el que se halla. Junto con el afilado bisturí de Cuchillero disfrutamos de la cena que os describo. Al igual que el hotel, la gastronomía está basada preferentemente en platos muy relacionados con nuestra tierra.

Es una habitación rectangular con un gran ventanal al fondo, y una cava de vinos que muestra su muy buena selección en el lado opuesto. Mesas con una muy buena calidad de vestido, cubertería y vajilla, y un servicio atentísimo, en la línea del hotel. La iluminación es fundamentalmente de velas, lo que lo hace muy agradable para la cena.


Tras ser recibidos con una copa del buen cava valenciano Castell dels Sorells, con el que continuamos durante toda la cena, iniciamos la cena con una cucharita de unas verduritas escalibadas, para seguir con una gamba de Denia en una crema de hinojo, servida con el cuerpo pelado, en una suave crema que no le robaba el protagonismo de su gran sabor, y con la sorpresa en el fondo del plato de unas setas que combinaban espléndidamente con el conjunto. Después tomamos unos raviolis de berenjena y carne, una pasta muy delgada que rodeaba a un buen bocado de relleno de carne muy trabajado. Entre los raviolis, una fina rodaja de masa con especias y tomate bastante original.



Después tomamos el mejor plato de la cena, unas milhojas de rape con jamón ibérico y alcachofas, un plato con una combinación de sabores especialmente bien trabados, y un rape excelentemente preparado y condimentado.



Seguimos con un magret de pato con salsa de frutos rojos y unas hojas de espinaca, con un punto de cocción del plato perfecto, en ese rosa tan apetitoso. Con mucha frecuencia el magret de pato se sirve demasiado hecho, lo que desde luego aquí no pasa.


De postre, un coulant de chocolate, que hará las delicias de sus amantes. (Bueno, ya sabéis que yo no soy especialmente amante de los dulces).




Incluyo en este post el desayuno, que se toma en la misma estancia, y que se sirve en un modelo más avanzado que el habitual buffet, y que yo llamaría el buffet traido a la mesa, combinando lo mejor del sistema sin el inconveniente de tener que estar levantándose. Nos sirven un zumo de naranjas recién hecho de una gran jarra, y a continuación van disponiendo en la mesa una bandeja de bollería, una de tostadas recién hechas, otra de pan, y dos más de embutidos y tomate triturado, y otra con dos tipos de mantequillas y mermeladas muy originales. El café es un capuccino.





No pudimos tomar el desayuno estrella que prepara Gema, la excelente chef del restaurante y que tan amable fue con nosotros en la cena, que a pesar de su juventud (28 años) atesora una gran experiencia., que es el Brunch a partir de las 11:30. Esta vez no pudo ser pero la siguiente no fallará.



Hotel Villa Venecia. (5 estrellas)
Plaza San Jaume, 1, 03500 Benidorm
Teléfono 965855466


Hotel Villa Venecia. Benidorm.



Muchas veces planificamos grandes viajes al extranjero o largos desplazamientos para encontrar un sitio único. Otras veces lo tenemos al lado de casa y no nos damos cuenta.

Esta es la descripción del Hotel Villa Venecia, en Benidorm, único.


Es un hotel al que merece la pena ir desde muy lejos, por su grandísima calidad en todos los detalles, pero que si lo tienes a media hora de casa, es un crimen no disfrutar. La única pena es que no pudimos aprovechar todo lo que podía por estar pocas horas en él.


En el centro del Benidorm histórico, y literalmente colgado encima del mar, (al que saca todo el provecho que puede, y es mucho aquí), está este pequeño hotel, apuesta por la calidad del grupo Magic Costablanca.

Es una alegría que esta empresa haya optado por la innovación, ya que es una excepción en el panorama hotelero (extensísimo) de esta ciudad. Cuando leí hace un tiempo que en el centro de Benidorm se iba a hacer un hotel Boutique de cinco estrellas, tengo que confesar que me chocó. Sin embargo, una vez visitado tengo que reconocer que es un completo acierto, ya que está en sitio muy tranquilo, y que tiene cerca todo lo que uno quiera, ya que en esta ciudad lo hay.


Es un hotel de verdadero lujo, que se palpa en todos los detalles, desde la copa de cava de recepción (en una gran mesa, nada de mostradores), hasta la exquisita amabilidad de todos los empleados con los que hemos tenido contacto en estas horas. Todo el hotel está decorado con fotos y obras de arte de zonas de la provincia de Alicante con su cartel explicativo, y aprovecha al máximo la fachada que da al mar, teniendo grandes cristaleras en las habitaciones, en la planta de recepción y bar, y en la del restaurante.

La habitación en la que he dormido no puede ser mejor, la cama orientada al gran ventanal por el que parece que estas dentro del mar, una iluminación muy cuidada (ultimamente noto falta de luz en muchos hoteles), unas sillas venecianas, una mesita. También hay máquina de café Nespresso, televisión Philips Ambilight, almohadas para elegir la que quieras ya encima de la cama, un cuarto de baño a la ultimísima, con un mando a distancia para las cortinas (paredes de cristal), bañera de hidromasaje, columna de ducha multichorro, incluso sales de baño, un buen espejo de aumento, buen caudal de agua.






No hay que perderse de ninguna manera el amanecer desde la cama.




Un sitio perfecto para pasar unos días románticos, o de descanso, o simplemente para disfrutar. En post aparte hablaré de la gastronomía, que es lo mío. No he podido resistirme a hacer éste sobre el resto.


Hotel Villa Venecia. (5 estrellas)
Plaza San Jaume, 1, 03500 Benidorm
Teléfono 965855466


Casa Julio


En la misma arena de la playa de San Juan sólo continúan dos resistentes restaurantes de toda la vida, por estas circunstancias extrañas de las licencias y las leyes de costas. Ambos se han remodelado en los últimos tiempos. Son El Casa Julio y el Casa Domingo, que están casi pared con pared.


Con la llegada de Cuchillero desde las frías tierras de Escocia, y debido a que disfrutábamos de una extraordinario día de principios de Febrero de sol y de 20 grados, decidimos que comer en la Playa, y probar el Casa Julio.


Está muy arreglado por fuera y tiene un comedor separado de la playa por un cristal amplio, que te permite estar comiendo virtualmente dentro de la playa.


Tomamos una ensalada, un plato con dos sepias de tamaño medio a la plancha, con aceite ajo y perejil bien hechas y una arroz caldoso con rape y almejas bastante suave, especial para gustos foráneos.


Unos 33 € por persona, con cerveza. (demasiado fría, se congelaba dentro del vaso). El ambiente playero es único. La comida, bien.


Casa Julio.
Avenida de Niza
Alicante 03540

Teléfono 965651070

Els vents




Bienvenido sea este nuevo restaurante a nuestro panorama. Es una muy buena noticia que haya abierto, y una gran experiencia para cualquiera que quiera disfrutar.

Está situado en uno de los locales de la Marina Deportiva de Alicante, en un primer piso encima de la conocida Taberna del Puerto. Desde la entrada se ve que es un sitio muy cuidado, al fondo, toda la pared es vegetal del suelo al techo y de derecha a izquierda, lo que hace un efecto verdaderamente agradable, el resto se ve cuidado, tonos marrones en las mesas y sillas, unos escabeles para dejar a tu lado la cartera que lleves o el bolso.

Tras traernos un cristal de patata con tipos y dos pequeños plato de aperitivo (cortesía de la casa), un caldito de verduras y uno de trucha, comimos varios platos al centro. La carta es bastante extensa, estando de temporada la trufa negra. La carta de vinos es sensacional, con muchísimas referencias, así como el servicio, muy atento, rellenando el vino o reponiendo el pan con eficacia y discreción. Elegimos un carpaccio de trufa negra, un plato de alcachofas, cigalitas y foie (las cigalas en una especie de tempura, muy buena combinación) y un crujiente de espardeñas, también con unas cigalitas que estaba al mismo nivel.

Los segundos son platos más clásicos. Elegimos dos y ambos resultaron sobresalientes, un bonito en escabeche antiguo (sic) que me trajo muchos recuerdos, y un solomillo con jugo de su asado, servido cortado y apilado con algunas setas muy muy bueno.

De postre trajeron una ración de chocolate con pan y toffe de cerveza, con unas originales migas de pan tostadas con oro. Hay una amplia selección de tés y cafés. Al final vino su joven cocinero, José Antonio Sánchez a saludar, y fue felicitado. Nos deseo que volviéramos. Yo ya estoy deseando hacerlo.



Con vino Marques de Legarda (un infalible), y una cerveza por cabeza, pagamos unos 45 € por persona.

Fantástica comida y servicio. Probablemente el mejor restaurante de Alicante en este momento.





Els Vents
Puerto de Alicante. Muelle de Levante, Planta 1º – Local 1
03001 Alicante
Tlf. 965 215 226 – 649 445 713

Buena página web