sábado, 27 de marzo de 2010

El Landó. Madrid



Fantástica comida, de trabajo aunque muy relajada, ayudada por el ambiente familiar del restaurante, conocido por mi amigo A. desde su infancia. En la parte trasera del centro de Madrid, junto a los Jardines de las Vistillas, y en un local semisubterráneo, al que se accede bajando unas escaleras llenas de fotos de los migos y personalidades que han comido allí. De la familia del famoso Lucio, pero con un ambiente castizo, local, sin turistas extranjeros y con unos camareros atentos, de los de toda la vida, y además bien simpáticos, llegando a compartir chistes en bastantes fases de la comida.

Comimos a base de raciones, sin platos individuales, por lo que probamos bastantes platos. Todos de una calidad en la materia prima espléndida y con una elaboración perfecta. Enumero todo lo probado, no se si en el orden correcto. Ya al llegar había en la mesa un par de platos de un buen jamón, unos tacos de salmón ahumado muy finos, nada grasientos, y bastante gordos, prismas de un centímetro y medio de lado y tres de largo, unos boquerones en vinagre como los de antes, unos boquerones fritos correctos y un plato de tomate finamente cortado y aliñado. Después tomamos el plato que más me gustó, una ensalada de pamplinas (o boruja), que es una hierba de los prados de Gredos realmente fina, en una ensalada con un poco de cebolla y unas trazas de bonito. Creo que sólo se puede comer en primavera, por lo que donde se pueda conseguir, no se debe dejar pasar la oportunidad.



Siguieron unos tacos de cazón con un adobo ligerísimo, muy bien fritos, unos espárragos verdes a la plancha, unos huevos rotos con patatas (dicen que como los famosos de Lucio), y una carne frita al ajillo (que me recordaba a la casa de mi Abuela, más madrileña que el chotis).

Casi no tomamos postre, y unos bebieron vino tinto Viña Contino y otros tomamos blanco Monopole Verdejo de Rueda, que acompañó muy bien a la comida. Con licores y algunas cervezas al inicio, salimos a unos 62 € por cabeza, poniéndonos realmente morados.

El local es de una decoración muy clásica, con madera en las paredes y muchas fotos por todas partes. El servicio es extraordinario. Está abierto desde 1977, ya más de 30 años.

Aquí enlazo un vídeo sobre el local.

Restaurante el Landó
Plaza de Gabriél Miró 8
28005 Madrid
Teléfono 913667681

No hay comentarios: