Paella de Marisco paso a paso

Realizo un post diferente en mi blog, debido a la décima edición de unas vacaciones con salmorejocordobes y nuestras familias, una vez más sobresaliente en gastronomía pero sobre todo en amistad. Retornado del camino de Santiago, y con un aspecto propio del invento, Salmorejocordobes nos enseña como hacer una paella de marisco excelente, sin que la cartera se resienta, y cómoda de comer. En Alicante la llamaríamos del Senyoret, ya que todo está pelado y preparado para meterse en la boca sin trabajo adicional.

Realizo un paso a paso con las fotos tomadas, que serán más ilustrativas que las explicaciones.




Primero, se pican unos tomates y unos pimientos rojos en tiras, para el sofrito.

Para el caldo, se preparan en tacos un poco de calamar.


Se depositan en el fondo de una buena porción de agua unas colas de rape.

Se frien con aceite de oliva virgen extra unas cigalas congeladas (4 € todas las que se ven).

También unos gambones.



Se retira el marisco y se añade el calamar. (sin añadir sal en ningún momento).



Se pelan todas las gambas y cigalas, poniendo en el caldo las cabezas y cáscaras y dejando reservadas todas las colas para añadir al final del arroz.

Se añade al sofrito los pimientos retirando el calamar.
Este es al aspecto del marisco pelado.
Se añade un poco después el tomate.
Se prepara el caldo de pescado en el aro paellero.
Mientras tanto, se preparan unos mejillones al vapor, simplemente añadiendo un poquito de agua en una sartén.
Se sacan los mejillones de sus cáscaras.
Se utilizará este condimento de Carmencita en lugar del azafrán o del colorante.
Se añade el arroz (bomba de Hacendado) al sofrito de las verduras.
Una vez pasado por el aceite, se añade el caldo de pescado.
Después del caldo se sala. Hasta ahora no ha habido sal en ningún paso.
Una vez que el arroz está casi hecho, se añade el marisco pelado.

Después al calamar y los mejillones.

Aspecto final del arroz.


Un espectáculo.


.

Comentarios

Salmorejocordobés ha dicho que…
Perfectamente ilustrado y explicado. Solo una aclaración, y es que no utilizo pimiento verde, lo que pasa es que el pimiento rojo no estaba del todo maduro.
Suscribo al 100 por 100 los magníficos días que hemos pasado (y van 10 años ya).
Muchas gracias por el post y el próximo viernes noche nos daremos otro homenaje (a ver qué nos inventamos).