Embassy. Madrid.


Después de una tensa sesión de trabajo, hemos recalado en éste clásico donde los haya (desde 1931 reza su toldo), repleto de abogados de la super-firma que se encuentra cerca.

Decoración clásica, servicio clásico, cuidado, un sitio intemporal. Aprovechando que era miércoles, pedimos la mayoría el plato del día (25 €) un cocido madrileño. De beber elegimos el vino de la casa, Luis Cañas y Marques de Riscal Blanco.

Antes del cocido de aperitivo hay unos canapés de sémola con vinagreta, bastante originales y mantequilla con dos tipos de pan, una mini baguette y una pan con pasas y nueces. El cocido viene en dos entregas, primero una sopa con fideos (totalmente desgrasada), y luego un plato con los garbanzos, un poco de repollo, una pelotita de carne, tuétano, tocino, chorizo, morcilla, carne y jamón. De todo un poco. Es un cocido bastante suave, que no te deja lleno.

De postre nos traen a sugerencia de mi amigo A (que tanto conoce la gastronomía madrileña) , una bandeja de pasteles con una pinta fantástica, yo pruebo uno de cerezas y la especialidad de la casa, de limón.

Una buena experiencia.

Embassy
Paseo de la Castellana 12
28046 Madrid
Teléfono 915 764 877

www.embassy.es

Comentarios