viernes, 27 de diciembre de 2013

Bar Restaurante Victoria. Málaga

Reconciliación con el chiringuito malagueño. Es la definición más adecuada que se me ocurre de la comida que tuvimos ayer en un día de viento junto al mar.

Alejándonos de la contaminación que el éxito y turismo producen en lo auténtico y siempre con asesoramiento local, reclamos en este clásico sitio que reúne las mejores características de comer en la capital de la Costa del Sol. Excelentes frituras, rapidez, sencillez, y honestidad en el producto.
Nos atendieron bastante rápido y tras acomodarnos en la terraza y pedir unas muy buenas cervezas Victoria (antigua marca malagueña hoy fabricada fuera por Damm), empezaron a llegar los platos solicitados.

Una ensalada mixta y una de pimientos normales precedieron a unos boquerones victorianos con una fritura de 10, cerrados. Sueltos sin una gota de grasa en el plato ni en el exterior, magníficos. Unos salmonetes del mismo porte, calamares fritos frescos, boquerones al limón abiertos (con el debate de si son mejores que los cerrados, que si el limón los mejora o empeora muy divertido) y finalmente una ración de pulpo a la gallega para rematar.





Merece la pena alejarse hasta la Playa del Dedo, en dirección a Almería, para disfrutar de lo original de esta ciudad sin adulterar.

Bar Restaurante Victoria
Playa del Dedo 87
29018 Málaga
Teléfono 952292856

lunes, 25 de noviembre de 2013

Restaurante Lolo. Alcoy

Tras una tremenda nevada que durante todo el fin de semana estuvo presente en la ciudad de interior por excelencia de la provincia de Alicante, Alcoy, y después de una celebración por todo lo alto el día anterior en el magnífico Circulo Industrial de Alcoy, dimos con nuestrios helados y trabajados huesos en el restaurante Lolo en la montaña, muy cerquita de la ciudad. Menos mal quie fuimos temprano, ya que aunque no había mesa, nos acomodaron muy amablemente en un primer turno.

Fantástica vista y muy agradable el local, decorado con colecciones de diferentes cosas por las paredes, patos, botellas de grandes vinos, muy lleno y con ambiente de domingo.

Por el frío y por gusto, elegimos comida alcoyana, primero una pericana, con su toque de aceite crudo para bañar la preparación, unos bolets, buenísimos, y croquetas de Bacalao y de Aladroc (boquerón) muy singulares.


Y el remate de una olleta alcoyana com Deu mana, con sus alubias su morcilla y su carne de costilla, verdura y especiada. 

Incluso tomamos postres, vino, y alguna cerveza, y timó después por unos muy correctos 25 € por cabeza. Una muy buena comida para repetir sin variar el menú. Cinco estrellas.



Restaurante Lolo
Partida Rambla Alta, 98, 03818 Alcoy, Alicante
965 54 73 73


sábado, 9 de noviembre de 2013

Hotel Hanga Roa. Rapa Nui

Intentar describir este lugar es verdaderamente difícil, ya que es una experiencia en sí misma. La Isla de Rapa Nui, a 4000 km del sitio habitado más cercano, tanto continental como en el resto de la Polinesia es única, y difícil de comparar.

Debido a una invitación de P, y en un viaje perfecto fuimos a parar a éste establecimiento Eco Village que consta de una sucesión de casas bajas con techo de hierba que intentan no desentonar con el espíritu de la Isla. La habitación en la que estuve era enorme, y con todos los detalles, menos uno, no tiene televisión. Es curioso que éste detalle que a mí me pareció acertadísimo le quita muchos puntos en Tripadvisor, ya que algunos clientes se quejan de ésto.

Las comidas y desayunos son buffet, y de entre ellas, destaco una cena, en la que comimos la materia prima que hay en la Isla, pescado. Casi cualquier carne tiene que venir de Chile. El primer plato fue un pescado con un escabeche y un vasito de caldo bastante profundo.



A continuación un buen trozo de atún. El atún es llamado de aleta amarilla, y es bastante distinto del que comemos por aquí. Más suave, muy jugoso. En su punto de plancha.


De postre una especie de custard con frutas, no muy dulce. Bebimos vino chileno, que está bueno en general, no probé ninguno que me pareciera fuera de lo normal. En fin, una cena con collar de flores con una sensación de irrealidad que pocas veces he tenido, rematada por una actuación de bailes y canciones divertidísima.

Un sitio muy remoto para describir en éste blog, pero tengo que compartir esta comida...


Hangaroa Eco Village & Spa
AV. PONT S/N, Hangaroa,
Isla de Pascua, Chile
+56 (32) 255 3700
reservas@hangaroa.cl

www.hangaroa.cl



domingo, 20 de octubre de 2013

Heladería Borgonesse

Tremendo helado de pistacho (por lo bueno que estaba lo de tremendo) que he probado hoy en éste local del centro clásico de Alicante. Una cuidada decoración, con buena página web  y presencia en las redes sociales habituales. Concepto muy trabajado, hoy por hoy es necesario cuidar todo. Basado en un muy buen producto, pero con un local bien trabajado, con diseño, y un plus sobre lo demás.

Como indicaba un profesor de marketing hace no mucho, el 110 %, no basta ya con el 100.






Local abierto a la calle más clásica del antiguo centro de Alicante, tan maltratado en los últimos veinte años, pero que intenta resurgir, con un gran mostrador y unos helados "montaña" con mucha decoración.



Por su color decidí probar el de pistacho, que estaba en su punto de dulce y con ausencia de ese colorante esmeralda que es tan frecuente en los malos helados. Se notan levemente los trocitos de fruto seco, en su punto. Tomé el tamaño pequeño, (a 2,20 €) y es una ración verdaderamente generosa, se sale ampliamente de la tarrina. Hay otros dos tamaños mayores para los fanáticos del helado.



Heladería Borgonesse
Rambla Méndez Núñez, 7 03002 Alicante

domingo, 6 de octubre de 2013

Cervecería Victor


"Cómo llegar a todos los públicos con éxito", es el modelo de ésta cervecería-restaurante del Barrio de Benalúa. Es un modelo de cómo adaptarse a los tiempos, innovando.

Es un local bastante amplio en forma de L con una gran barra y un comedor generoso, pero todo visible. Queda en varias pizarras visible la oferta del local, que es amplia, incluyendo arroces, carnes, pescados, ensaladas y tapas, divididas en dos grandes bloques, las tradicionales y las denominadas I+D+I, en formato individual y con gran desarrollo.

Como era un día en el que íbamos a recorrer más sitios, elegimos dos tapas tradicionales (en formato de compartir, ambas muy grandes), y varias pequeñas. Primero una ensaladilla rusa, en una buena ración y de estilo muy alicantino, patatas muy menudas, muchas mayonesa, y presencia de atún y algún encurtido. Después el pulpo de la foto, dos grandes tentáculos cocidos con un guiso de patata y tomate, muy buena textura.

El final las tapas más modernas. Como no podía ser de otra manera, pedimos la estrella del local, bacalao confitado a 65 º con su propia hueva, vizcaína alioli negro y foie, que es una combinación extraordinaria, muy acertada, contundente, que casi es un primer plato del sabor y complejidad, servida en una lata de conservas. Desde luego, merece la visita al local.


Aparte, unos buñuelos de alcachofa con salsa de romesco, que si no los hubiéramos comido después del bacalao nos habrían gustado más.

Varias cervezas, Mahou, y mucha alegría y ganas de volver. Posteriormente visitamos un local intermedio y rematamos en el mítico Damasol, junto al mercado.



Cervecería y Restaurante Víctor
Calle San Agatangelo 37, Alicante, 03007
965 10 48 13


http://cerveceriarestaurantevictor.es/

sábado, 5 de octubre de 2013

The Bothy. Glasgow


En un reciente viaje a Glasgow, a visitar a la familia, Cuchillero y T nos invitaron (muchas gracias) a un restaurante de comida escocesa. Tras un debate sobre a dónde ir, elegimos éste sitio por ser muy auténtico. Está situado en una lane o calle trasera en una casa de 1870 de piedra muy bonita, y al pasar por la puerta se abre una especie de comedor de una casa tradicional grande, mesas y sillas de madera sin mantel, luz tenue y camareros con kilt y zapatillas de deporte.



El servicio es muy amable, contestando "No problem sir" ante todas las peticiones. Empezamos tomando media pinta mientras estudiamos el menú. Nuestra elección pasa por elegir lo más genuinamenmte local que podamos de la carta. 




 Highland Haggis, Neeps and Tatties House Whisky Sauce   £9.95 es mi primer plato, que cambiaré con P a la mitad de su consumo. El Haggis es un embutido hecho también con visceras, de cordero (aunque puede ser de otras cosas) bastante untuoso, que se combina en ésta preparación con patatas y nabos, y una salsa de whisky con crema. Muy bien presentado y muy fino.


 Pan Seared North Sea Scallops, Celeric Cream Baby Leaves, Parsnip Crisps £8.45, es la elecci´çon de T. Los Scallops son Vieiras, otra muy típica comida escocesa recomendable

 Roasted Beetroot, Goat Cheese Tart Tatin (V) Rocket & Pesto Salad £4.75 Original plato, que pasa por ser uno de los más ligeros que se puedan pedir (a pesar del queso de cabra). Las opciones light no son comunes en éstos pagos. De todas formas, combinación muy afortunada, con la remolacha en una rodaja a la parrilla cubierta con el queso, una reducción de vinagre de Módena por encima y una ensalada debajo.

 Smoked Pancetta,  Stornoway Black Pudding Salad Poached Egg £6.95. Esta es la elección de Cuchillero, a pesar de su nombre, ensalada con bacon ahumado, morcilla de Stornoway y un huevo pochado. Muy buena pinta, y la morcilla (denominación de origen protegida, que conste) muy sabrosa y no especialmente fuerte.


Mi primer segundo, fue The Bothy Steak  Mushroom Pie Chips or Mash, Seasonal Vegetables £10.95, que en la foto muestra su tapa de hojaldre. Debajo hay un estofado de carne con champiñones en un cacharrito de porcelana. Comida para clima frío. (Por cierto, pasamos de un día al siguiente de Alicante a 28/20 grados a Glasgow 12/7).

 T pidió pato, Pan Seared Gressingham Duck Breast Dauphinoise Potatoes, Braised Red Cabbage, Puy Lentils; Tarragon Broth £18.95. Un gran plato en tamaño y en contenido, Pechuga de pato, con lentejas (de Puy) y salsa de estragón.



P pidió Pan Fried Chicken stuffed with Stornoway Black Pudding Bubble, Squeak Mash, Seasonal Vegetables,  Madeira Cream Sauce £12.95, un plato también de gran tamaño, con pollo relleno de la anterior morcilla de Stornoway, y una salsa de vino bastante interesante. Otro plato contundente.

Cuchillero tomó una hamburguesa de la que no hice foto y olvidé preguntarle. Después de tomar dos platos, no nos quedó sitio para el postre, ya que para cenar estuvo muy completo. Capítulo aparte es el vino, absolutamente prohibitivo para nuestra costumbre. Tomamos un Vino chileno de nombre "Las Condes" bebible, (pero a más de 20 € la botella), y en la carta me asombré al ver el famoso Borsao de Mercadona (vino de entre 2 y 3 €) a 24 €.

Fue una cena muy agradable e interesante, ilustrativa sobre la comida escocesa, en un local divertido y bien atendido.

11 Ruthven Lane
Hillhead
G12 9BG Glasgow
Telefono 0845 166 6032

http://www.bothyglasgow.co.uk/


sábado, 21 de septiembre de 2013

Blanca Paloma Triana


Inmediatamente después de la primera tapa en Casa Oliva, muy cerca, en la calle de San Jacinto esquina con Pages del Corro, justop enfrente de la Iglesia de San Jacinto, itineramos a esta referencia del tapeo en Triana. Mucho más elegante, menos tradicional en el sentido español de la palabra, y con una variedad y elaboración en las tapas muy diferente.

En realidad son platos de restaurante en miniatura, una readaptación del concepto de tapa como algo rápido, directo. Probamos el pastel de puerro, repleto de sabor, con una salsa de crema y rematado con medio tomate cherry.


Y una ventresca de atún con cebolla pochada y encima de unos mini espaguetis muy curiosa, macerada.


Muy arreglado, comimos en unas mesitas que hay junto a la barra que atienden los camareros desde la propia barra, aunque hay comedores más arreglados dentro donde sólo se pueden tomar raciones, no tapas, la mayoría están a 2,50 €. Por supuesto, cerveza fría, bien tirada, sin ser la ultra-congelada de otros sitios. Al día siguiente volvimos, y tomamos varias cosas más todas de buen nivel menos el flamenquín, que no era tal. Cada cosa en su sitio, como en Cördoba el flamenquín en ningún lado.

Esta teoría de cada cosa en su sitio, nos lleva a no frecuentar los bares "andaluces" o "de Granada" que florecen por moda en casi todas partes, ya que no suelen tener nada que ver con el original, así como mi inveterada costumbre de no pedir arroz fuera de Alicante (bueno, incluyo también Murcia y Valencia).

En resumen, nuestra experiencia de bares en Triana ha sido muy positiva, movemos el centro de operaciones al otro lado del río, y además el paseo por el puente  que permite unas vistas de la ciudad de quitar el sentido (como dicen allí). 



Bar Casa Oliva. Triana Sevilla



Después de una mala experiencia la última vez que estuvimos en Sevilla, en la zona de los alrededores de la Catedral, donde crecen los Starbucks y la "tematización", decidimos ir a Triana a probar sus bares, hecho que me ha hecho reconciliarme con la ciudad de nuevo.

Tras pasear por la calle de San Jacinto en prospección, y llamar a Salmorejo Cordobés (link a su extinto blog que tanto echo de menos), recalamos en el Bar Casa Oliva, por su  aspecto tradicional, y tras pedir unas heladas cañas como sólo se toman en Andalucía, por supuesto Cruzcampo, (una de las cuotas de mercado en bares más alta de Españas), leemos la carta de tapas y raciones, la mayoría de las tapas a 2,30 €. Elegimos lo más clásico que podemos, Pavía de Bacalao y Espinacas con garbanzos. Las dos una delicia, Un plato con dos grandes Pavías, fritas magistralmente, jugosas, crujientes. Las espinacas, con su pimenton, cominos, su pan frito. Al día siguiente volvimos, y probamos además gambas rebozadas, choco frito, Salmorejo, Ensaladilla. Todo sobresaliente.




Camareros rápidos, tiene una terracita y mesas dentro, bullicio propio y nada, nada turísrico, lo que buscábamos. Un acierto pleno. He encontrado en una web su lista de tapas que pongo aquí.

Divertido además porque los padres que esperaban a recoger a sus hijos de un colegio que hay enfrente toman sus cervecitas para matar el tiempo. Eso es vida.


Calle San Jacinto Nº 73. Sevilla

La Boquería. Córdoba


Un paseo por la amplia calle de María la Judía, un viernes por la noche permite observar que a pesar del pesimismo que nos rodea, hay mucha alegría y ganas de divertirse, (y de comer, claro). Todas las terrazas están llenas de gente, (y hay muchas, y seguidas) y se respira buen ambiente.

Llegamos citados a éste restaurante, al que intentamos ir hace unos meses y nos encontramos lleno, que por su nombre, podemos adivinar que basa su cocina en el producto.

Cenamos fuera, ya que hace una muy buena temperatura, después de una  tarde a 35 grados, que a pesar de la cifra, es mucho más llevadera que nuestros 30 húmedos grados mediterráneos. Las mesas de la terraza son  sencillas, ya que las desmontan y recogen por la noche. La decoración del local es moderna, sin excesos de diseño.

Elegimos cuatro platos a compartir (somos cuatro también), ya que las raciones son bastante grandes. Primero una ensalada de Bacalao, ingredientes muy picados, y variada, me gustó mucho, después unas Almejas.

Les siguieron unas habitas con rabo de toro, muy buena receta, con el rabo desmenuzado pero prestando sabor a todo el plato, y aligerando su consistencia, y un gran plato de atún, a la parrilla, quizá demasiada.

Un postre de mango y piña, testimonial para los cuatro, con una cerveza para  y un vino de ribera  potente de sabor y grado.

Finalizamos con una copa por cabeza (normales, no gintonics de diseño). La atención fue buena, rápida, con algo de prisa para recoger las mesas de la terraza, probablemente para no molestar a los vecinos.

A 25 €, correcto.

La Boquería
Calle María ''La Judía'' s/n
14011 Córdoba
Teléfono 957402562

viernes, 30 de agosto de 2013

Ca Joan Altea

En este mundo de la restauración, hay establecimientos de muy distinto signo. Dejando aparte los que no nos dejan un buen recuerdo, hay algunos que nos satisfacen por su buena relación calidad precio, los que nos gustan mucho, y los templos gastronómicos.

Ca Joan entra dentro de ésta última categoría, que se caracteriza por una dedicación a la materia prima o la elaboración excelente.

No destaca por su emplazamiento, en la carretera que entra a Altea desde Valencia, y sin vistas, un aparcamiento justo, y una decoración austera, con madera por todas partes. Entrando al restaurante nos recibe una nevera expositor con la carne disponible, buey y vaca de trabajo, que es lo que venimos animadamente a probar.

Nos sentamos en una mesa junto a la ventana, que a pesar de estar cerca de la carretera no es ruidosa. Nos sirven una tapita de ensaladilla rusa casi sin mayonesa, con una patata cocida en su justo punto, junto con unas cañas (yo me la salto), y pedimos un vino directamente, un potente Abadía Retuerta Selección especial (que no gusta a mis amigos, lo siento), y empezamos con un tomate de huerta extraordinario, unos sepionets riquísimos (que repetimos) y unos boquerones a la plancha también en su punto. Hay muchas entradas a elegir, imagino que de la misma calidad que las que tomamos.

Finalmente llega el chuletón de vaca de trabajo de 2,3 kg que nos van a preparar poco hecho a los tres. Nos lo presentan antes de llevarlo a la parrilla y nos hacen oler esa carne curada (en la mesa nos dejan una documentacióin sobre la carne), que casi se podría comer cruda por las buenas. Es de un color granate casi.

Cuando la traen de la parrilla (como se ve en la foto),  se nos hace la boca agua, y al comerla más aún. No se parece a la carne roja habitual. Es muy jugosa, pero casi no mancha el plato, tien un color tirando a morado, y el sabor es intenso, pero suave. La grasa es dulce, se puede comer separada, ya que es más dura que la grasa habitual. Vamos, toda una experiencia. Tenemos que volver a comer el resto de las carnes que tienen, como el buey auténtico.

Tomamos incluso dos postres. Tarta de Altea y otra con un helado de turrón, buenas, y unos licores.







Altísimamente recomendable, bien merece una visita (como decía la guía Michelin).

Ca Joan Altea,
Partida L'Olla, 146  03590 Altea, Alicante
Teléfono 966 88 32 34

http://www.cajoanaltea.com





martes, 30 de julio de 2013

La Mar de Arroz

Animado por las buenas referencias del grupo de Facebook Los mejores restaurantes de Alicante, buena fuente de información para estar al día, el pasado domingo acudimos a éste restaurante que está situado en el escondido varadero del puerto de Alicante, al que se accede desde la carretera que va al puerto comercial, por el barrio de San Gabriel más o menos.

Está justo debajo del ya mítico Rincón del Varadero, que está lleno a reventar cuando aparcamos. El local es bonito, moderno, aunque hoy a pesar del calor, tenemos una mesa fuera. Por cierto, estuvimos estupendamente de temperatura a pesar del bochorno que hacía, debajo de un toldo y por la cercanía del mar. Nos entretuvimos con unos submarinistas que salían del agua e iban a un centro que está justo al lado.

Pedimos las bebidas y en seguida nos sirven una espuma de pimientos rojos bastante suave con unas tostaditas para empezar, a continuación un tomate con capellanes, un salpicón de pulpo con gambas muy conseguido (según P. la reina del salpicón), y una pericana extraordinaria, precedieron a dos platos de calamares pequeños a la plancha que cerraron unas entradas de sobresaliente.


A continuación tomamos un arroz de verduras y gamba roja (las gambas fueron depositadas en el arroz encima, pero no fueron cocinadas con él, ya que se hubieran estropeado) de una factura impecable, durito, como les gusta a los entendidos, Sabor profundo, buenas raciones. Lo acompañamos con una media botella (en realidad más de media, ya que es de 0,50 l) de un Peña Cadiella 2007 que marida de forma estupenda con la comida.

Un postre para cada dos personas, (no opino porque yo no tomo), terminan la comida, con un pacharancito de regalo. Alguna cerveza, agua y refrescos. Todo por unos increíbles 21 € por persona. Desde luego es un descubrimiento, tengo que volver más. Ya leí que era lo mejor de la temporada junto con el Tobar (menuda pasada de sitio), y tenían razón. Muy muy Alicantino. Tengo que pasarlo a la pequeña guía de restaurantes de Alicante enseguida.

La Mar de Arroz
Puerto pesquero de Poniente
Nueva Dársena Pesquera
03001 Alicante
Teléfono 965282354
lamardearroz@hotmail.com






sábado, 20 de julio de 2013

Reserva 12 Málaga

Después de visitar Córdoba, pasamos un agradable día en Málaga antes de volver para visitar a L y L, siempre con una gran conversación. Les pedimos ésta vez alejarnos de la zona de los pescaditos de la playa, por llevar ya bastantes frituras en el cuerpo, y probar el muy renovado centro de Málaga.

La peatonalización de las calles de los centros de las ciudades es bastante controvertida, y funciona allí donde hay mucha gente dispuesta a pasear, cosa que no sucede en todas partes. Hay ejemplos de revitalización del comercio, y de ajusticiamiento. En Málaga se ha poblado de restaurantes y bares, pero entre tanta oferta hay que elegir los clásicos o dejarse aconsejar, ya que el riesgo existe.

Tras un paseo de reconocimiento recalamos en la Reserva 12, un excelente restaurante, muy conocido y con unas críticas fantásticas. Para poder disfrutar a precio moderado, elegimos la fórmula de pedir varios platos al centro uno detrás de otro para toda la comida, que resultó un acierto en los dos sentidos.

Nos sentamos en la terraza, muy extensa, y con mesas perfectamente vestidas (el restaurante por dentro está perfectamente decorado y con muy buena calidad en manteles, vajilla, cubertería...)

Servicio muy  atento, supervisado y controlado por el responsable. La carta es bastante extensa, producto y tradición. Elegimos, Porra antequerana con jamón ibérico, extraordinaria (recientemente y tras una prospección, he llegado a la conclusión que la única diferencia con el salmorejo es que lleva algo de pimiento), Ensaladilla rusa con langostinos, original y recomendada, ensalada de pimientos (siempre tomamos en Málaga), Boquerones al limón (especialidad malagueña por antonomasia), revuelto de bacalao, en una textura de bacalao que me recordaba al pilpil, muy sabroso, y un solomillo ibérico.

Para cinco personas sin tomar vino (que es muy cuidado en la casa, según leo), muy adecuada la cantidad pedida y el precio.

Gran calidad en todo, producto, presentación y servicio. Una comida de primero y segundo clásica con vino subirá bastante la cuenta, pero seguro que merece la pena. Ya lo probaremos en otra ocasión.

Un éxito. ¡Gracias por la selección, L y L!

La Reserva 12
Bolsa, 12. Málaga.
Teléfono: 952 60 82 18

www.lareserva12.com.

Sólo un pero, ampliable a todo el centro. Los vendedores de lotería invaden la zona de mesas y al menos 12 veces nos preguntaron si queríamos lotería en la mesa, incluso alguno hasta tres veces diferentes.

Taberna San Miguel Córdoba

Revisitando clásicos, aunque ya escribí en el blog sobre ésta taberna, volvemos a su comedor central con los refranes en las paredes, y tras llegar al centro de Córdoba a 42 grados (como si te dan con un secador de pelo por todo el cuerpo), la encontramos bastante vacía (son las cuatro menos cuerto, entramos de milagro.

Todo está buenísimo, más que escribir subo las fotos,y las comento...


Con la bandeja de pan, su regañá y el palillo de pan envuelto clásico cordobés.


 Un salpicón de mariscos (con P siempre se toma).




 No se si se ve por la cuña cual debe ser el tamaño de la tortilla de patatas, con sus verduritas.


 Lechuga frita, los ajos muy picados y duritos, pero no pican. Junto con ellos bastante vinagre.


 El flamenquín indispensable, pero de calidad suprema.



La plaza al salir, desierta como la ciudad en Julio.


Taberna San Miguel. Casa el Pisto
Plaza San Miguel, 1
14002 Córdoba
Teléfono 957470166, 957478328

Le Marie Stuart. Paris

Esta semana y tras llegar a París después de avión, autobús, metro, y subir 104 escalones hasta el apartamento que alquilamos, dando una vuelta por la animadísima calle Montorgueil, recalamos en éste "simpático" lugar (utilizo la traducción literal del francés).

Los bistrós y brasseries de París se caracterizan por unas mini mesas en las que todos se sientan de cara a la calle, hacinados y compartiendo espacio con los clientes de la mesa de al lado. Les encanta.

Este no es una excepción. Su clientela es hipster,y como cenamos a las 10 de la noche, poblada de jóvenes que salen (es lunes por cierto). Igual que cuando antes salías de España lo veías todo muerto por la noche, ahora parece que es al revés. La calle a reventar y los sitios llenos.

La oferta es sencilla, tomamos un escalope milanesa servido con unos penne, bastante grande, un plato abundante de quesos, muy bueno y una ensalada niçoise, del mismo tamaño. Los precios son algo caros, pero esto aquí es común. Bebemos cerveza de caña. Todo es informal, las mesas se sobreponen, va llegando gente y se sienta al lado de otros que están comiendo, unos beben, otros ni eso. Ligan ent6re mesas, beben vino (la botella más barata a 24 € por cierto, y no con muy buena pinta).

Al final pagamos unos 80 € tres personas por una comida muy divertida, sencilla y sin pretensiones.

La calle merece la pena, llena de terrazas, panaderías artesanas, fromageries, fruterías-joya, y muchas otras cosas.

Le Marie Stuart
49 rue Montorgueil, 2ème

 Paris
Teléfono 01 40 15 00 04

Por cierto, mirad que pasteles-cerdo había al lado.....




miércoles, 12 de junio de 2013

Bar Toldo San Vicente del Raspeig

Como siempre me sorprende mi amigo A. (el mayor investigador de nuestra zona, sin discusión) y nos lleva a comer a un pequeño bar del centro de Sant Vicent del Raspeig, junto al mercado.

Bar de producto donde los haya, nos sentamos en la terraza (el interior es pequeño, más para barra), y salen en primer lugar unos sepionets excelsos, colocados como un mini ejército. Una maravilla. Le sigue una concesión a nuestro común amigo M (pide siempre Jamón y calamares). El calamar es a la plancha y no resiste la comparación con sus antecesores.



Tras ello, una ensalada de tomate con capellán y aceitunas (magna), y un plato de hueva a la plancha (me gusta con un hilito de aceite por encima) de un sabor a mar tremendo. Después un plato de gambas rojas a la plancha, no muy gordas pero excelentes, nada que objetar a cualquier hermana mayor que he probado últimamente (a dos por cabeza).

Un plato de almejas (no muy grandes) y un montadito para matar el gusanillo final. Café de postre, y previamente cervezas varias.

Muy bueno. Salimos a unos 25 por cabeza. Estupendo.ah, y rematamos con unos helados en la Heladería Masiá para completar una comida que además fue muy divertida (sin ánimo de dar envidia).

Bar Toldo
Avenida Libertad 11
03690, Sant Vicent del Raspeig