Gudbrandsdalsost. Queso marrón noruego




En ésta época de globalización e uniformización que vivimos, no es habitual el que te sorprendan cuando te traen de regalo alguna comida (el regalo preferido de los aficionados como yo). Mi hijo nos trajo de Noruega un taco de queso marrón Gudbrandsdalsost, de la marca Tine.

Tiene el aspecto exterior de un paquete de mantequilla grande, con un envoltorio plastificado de color burdeos, con unos adornos en forma de corazón-hoja. Está únicamente rotulado en noruego. Al principio, por no leer, y mira que es fácil, cortamos un trozo de unos tres milímetros y nos pareció extraño, es un queso con sabor dulce, pero difícil de masticar.

Después, investigué y descubrí este interesante post (como siempre) del hiperproductivo Mercado Calabajío, que describe cómo se hace  éste queso, y porqué adquiere el dulzor y el color, caramelizando la lactosa.

No es exageradamente dulce. Nosotros sí que teníamos el cortador de queso, con lo que al día siguiente, y en finas rebanadas, se disfruta de su sabor sin ser pastoso. Muy original, y contundente, se nota que para poder salir a la calle a -16º y sobrevivir, hacen falta alimentos más potentes.


Muy bueno y original. Se come en el desayuno, por cierto, muy bueno el pan de centeno Hacendado. Este tipo de pan suele estar muy seco, y en éste caso, lo han conseguido hacer muy sabroso


Comentarios