miércoles, 8 de mayo de 2013

Cañadío. Madrid

Tras una mañana que espero sea productiva, hemos sido invitados a este restaurante de la calle de Conde de Peñalver en Madrid. Al entrar llama la atención la presencia del color rojo en la decoración en todas partes, de hecho nos sentamos en el piso de arriba en un banco corrido de este color muy llamativo. Ya por los comensales s se ve que es un sitio elegante (y eso en Madrid se traduce en euros).

Nos atienden educadisimamente, y tras una breve deliberación elegimos la clásica comida en reuniones, unos entrantes a compartir y un plato. En la carta hay carnes y pescados al estilo del norte, tiene un local hermano en Santander , por cierto.



Al sentarnos nos traen unas lascas de queso, bastante buenas pero excesivamente minimalist a. De aperitivo de la casa unos buñuelos de bacalao muy sabrosos y un vasito con gazpacho de fresa.

A continuación unas rodajas de un buen tomate con un queso por encima del que no recuerdo el nombre pero que estaba muy bueno. Se me olvidaba, muchos tipos de pan en rebanadas pequeñas nos han llenado previamente entras esperábamos, un vicio el buen pan, de maíz, de nueces, de centeno, gallego.....

Unas croquetas de chorizo muy buenas y unas rabas llegaron a continuación. Tras ellas unas albóndigas  de pescado muy conseguidas.

De segundo nos ofrecieron una venresca de atún sobre porra antequerana (sui generis gurnición) que resulta suave, la sirven poco hecha, buen género. Otros compañeros comen un steak tartar con un aspecto envidiable.

Algún postrecillo salpica la mesa, que regamos con un Alella Chardonnay con barrica flojito y un Arzuaga crianza que se explicó sólo.

Buena comida, a unos 50 € por barba, algo cara si eres de fuera de Madrid, asumible para los que viven allí y están acostumbrados.

Muy buen servicio, calidad acorde con él. Bien insonorizado.


Cañadio Madrid,
Conde Peñalver 86
Teléfono  912819192


No hay comentarios: