martes, 28 de mayo de 2013

La Gambita Alicantina



El barrio del Pla conserva el ambiente alicantino como pocos, ya que otros barrios están muy despoblados en el terreno gastronómico, o han perdido la identidad local, como pasa en el centro, donde hay de todo, pero muy modernizado.

Este barrio aún conserva los bares de siempre, con una clientela del barrio, que sale por su zona, sin tener que coger el coche ni desplazarse. Hay mucha variedad, y bastante calidad. En general, y con excepciones, tampoco es muy importante el que la decoración sea super moderna, pero la comida tiene que estar buena y el precio ajustado, eso sí.

Con esas premisas, y con mi amigo M.A., que es del barrio y lo conoce bien, este pasado viernes descubrí la Gambita Alicantina, que sin ser un bar tradicional en cuanto al tiempo que lleva abierto (poco más de año y medio) sí lo es el local, el ambiente y la comida.

Tomamos unas cañitas (de 0,20) pero en copa, muy frescas, para acompañar a una serie de tapas y raciones de muy buena factura, que os detallo a continuación, en la barra que hay a la entrada, antes del comedor en forma de L que conserva del negocio anterior, sin mucha más reforma que estar ahora mucho mejor iluminado. Nos atiende Miguel, que lleva a su espalda el oficio de haber pasado por el Rincón de Miguel y el Romano.

Empezamos con una ensalada de palmita de tapa con las cervezas. Unas gambitas fritas (ya fritas y para comer enteras rebozadas en harina, con cabeza y todo son muy crujientes), que particularmente me encantan. Unas tellinas (con ese moradito) muy finas, cazón (no tan adobado como en Andalucía).

Siguieron unas patatitas pequeñas con piel (de río, por su semejanza a cantos rodados) con un all i oli suave, unos pimientos de padrón con virutas de jamón fritas (de los recortes), y unos montaditos de jamón y de ternera con foie y cebolla caramelizada.

Hay mucha más variedad, todo estaba muy bien ejecutado, sin adornos innecesarios, ni inventos de nueva cocina impropios del lugar.

Un bar que merece la pena conocer, y probar. Con una buena dosis de caña, e incluso una botella de vino (Prios Maximus de Ribera, un roble goloso), y algún café, salimos a poco más de 30 por pareja.

A repetir.

La Gambita Alicantina
c/ Felipe Herrero Arias
junto al Bulevar del Pla
Alicante

Nota: las fotos son de su facebook

 https://es-es.facebook.com/LaGambitaAlicantina

2 comentarios:

Fernando Medina dijo...

Muy interesante compañero, me dejare caer por alli. Estoy de acuerdo con tu percepción del Pla.

Randolo dijo...

Seguiremos profundizando