viernes, 30 de agosto de 2013

Ca Joan Altea

En este mundo de la restauración, hay establecimientos de muy distinto signo. Dejando aparte los que no nos dejan un buen recuerdo, hay algunos que nos satisfacen por su buena relación calidad precio, los que nos gustan mucho, y los templos gastronómicos.

Ca Joan entra dentro de ésta última categoría, que se caracteriza por una dedicación a la materia prima o la elaboración excelente.

No destaca por su emplazamiento, en la carretera que entra a Altea desde Valencia, y sin vistas, un aparcamiento justo, y una decoración austera, con madera por todas partes. Entrando al restaurante nos recibe una nevera expositor con la carne disponible, buey y vaca de trabajo, que es lo que venimos animadamente a probar.

Nos sentamos en una mesa junto a la ventana, que a pesar de estar cerca de la carretera no es ruidosa. Nos sirven una tapita de ensaladilla rusa casi sin mayonesa, con una patata cocida en su justo punto, junto con unas cañas (yo me la salto), y pedimos un vino directamente, un potente Abadía Retuerta Selección especial (que no gusta a mis amigos, lo siento), y empezamos con un tomate de huerta extraordinario, unos sepionets riquísimos (que repetimos) y unos boquerones a la plancha también en su punto. Hay muchas entradas a elegir, imagino que de la misma calidad que las que tomamos.

Finalmente llega el chuletón de vaca de trabajo de 2,3 kg que nos van a preparar poco hecho a los tres. Nos lo presentan antes de llevarlo a la parrilla y nos hacen oler esa carne curada (en la mesa nos dejan una documentacióin sobre la carne), que casi se podría comer cruda por las buenas. Es de un color granate casi.

Cuando la traen de la parrilla (como se ve en la foto),  se nos hace la boca agua, y al comerla más aún. No se parece a la carne roja habitual. Es muy jugosa, pero casi no mancha el plato, tien un color tirando a morado, y el sabor es intenso, pero suave. La grasa es dulce, se puede comer separada, ya que es más dura que la grasa habitual. Vamos, toda una experiencia. Tenemos que volver a comer el resto de las carnes que tienen, como el buey auténtico.

Tomamos incluso dos postres. Tarta de Altea y otra con un helado de turrón, buenas, y unos licores.







Altísimamente recomendable, bien merece una visita (como decía la guía Michelin).

Ca Joan Altea,
Partida L'Olla, 146  03590 Altea, Alicante
Teléfono 966 88 32 34

http://www.cajoanaltea.com





2 comentarios:

encantadisimo dijo...

Caramba con esa carne, tiene buena pinta y con tu descripción parece un bocado ineludible.

Anónimo dijo...

He comido mucha carne en mi vida y en el Ca Joan he comido la mejor carne de BUEY y de VACA que he probado. El olor y el sabor es espectacular.
Si eres "carnívoro" te recomiendo este sitio totalmente.
Y el vino a pedir, un Pago de Carraovejas 2010 nunca falla, jejeje.
Saludos.