Heladería Borgonesse

Tremendo helado de pistacho (por lo bueno que estaba lo de tremendo) que he probado hoy en éste local del centro clásico de Alicante. Una cuidada decoración, con buena página web  y presencia en las redes sociales habituales. Concepto muy trabajado, hoy por hoy es necesario cuidar todo. Basado en un muy buen producto, pero con un local bien trabajado, con diseño, y un plus sobre lo demás.

Como indicaba un profesor de marketing hace no mucho, el 110 %, no basta ya con el 100.






Local abierto a la calle más clásica del antiguo centro de Alicante, tan maltratado en los últimos veinte años, pero que intenta resurgir, con un gran mostrador y unos helados "montaña" con mucha decoración.



Por su color decidí probar el de pistacho, que estaba en su punto de dulce y con ausencia de ese colorante esmeralda que es tan frecuente en los malos helados. Se notan levemente los trocitos de fruto seco, en su punto. Tomé el tamaño pequeño, (a 2,20 €) y es una ración verdaderamente generosa, se sale ampliamente de la tarrina. Hay otros dos tamaños mayores para los fanáticos del helado.



Heladería Borgonesse
Rambla Méndez Núñez, 7 03002 Alicante

Comentarios