Balik Ekmek. Estambul



Esto sí que es una experiencia. Lo había visto en un programa de televisión, y leído en varias páginas web, pero en directo supera a lo descrito. En el muelle junto al puente de Gálata, hay unos chiringuitos con un barco en el que hay una gran parrilla.

Se vende un único producto, Balik Ekmek (literalmente bocadillo de pescado). Después de hacer una cola de siete u ocho personas, que va rápida, como todas las de Estambul, (los turcos son un prodigio de la eficiencia), se encuentra un par de vendedores con un fajo de billetes de 20 cm de ancho, y expende los bocadillos, que tienen dentro una caballa limpia hecha en la parrilla (hay en el barco 8 personas haciendo bocatas), y con una ensalada de lechuga y cebolla. Valen 6 Liras cada uno, unos 2 €.



Gracias a P, que se tiró como una loba a ocupar una minimesa, nos sentamos en los taburetes mientras nos limpian la mesa y el suelo de debajo (otra cualidad de los turcos, su limpieza). Encima de la mesa roja hay un bote de sal y un frasco de zumo de limón, para aderezar el bocadillo. Pasan unos camareros (algunos niños) con Coca Colas Fantas y otros refrescos, vasos de limonada (como el limón granizado pero sin hielo) a 1,5 Liras (50 céntimos), y atención, vasos de pepinillos en su vinagre que los turcos beben antes de comerse los encurtidos.







Optamos por la limonada, y disfrutamos de un espléndido bocadillo de un pescado fresco bien hecho (en su punto) y en un ambiente de bullebulle increíble. Desde luego, si tenéis la ocasión de ir a Estambul, probadlo y no os arrepentiréis.

Debajo del puente del Gálata, para los menos aventureros, también venden el mismo bocadillo, con mesas más normales, y con mayor rango de bebidas, incluso cerveza, pero no será lo mismo.

También en el muelle de enfrente, en Karakoy hay chiringuitos de pescado parecidos, al igual que en Uskudar en Asia, y en el puerto pesquero. Buscad donde ponga Balik Ekmek.





Comentarios