sábado, 4 de octubre de 2014

Kanaat Lokantasi. Estambul

Después de cruzar el Bósforo en metro por el novísimo metro Marmaray, que es alucinantemente moderno y rápido, aparecimos en el Estambul Asiático, en el barrio de Uskudar (barrio es un decir porque tiene 500.000 habitantes).

Es una zona bastante diferente del otro lado, ya que no hay casi turismo. Lo primero que se ve al salir por la supermoderna boca del metro es una mezquita imponente hecha por la hija de Suleiman el magnífico, en el siglo XVI. Se llama Mihrimah Sultán Cami y la hizo el arquitecto Mimar Sinan en sólo dos años (increíble).

Detrás de un supermercado (en el que entramos a curiosear ya que en la parte turística no hay ninguno), hay una calle con movimiento, y al principio se encuentra la casa de comidas caseras (lokantasi) con mayor fama de Uskudar.

Después de observar otras opciones decidimos entrar porque hay mucha gente y todos son turcos.

Es un salón bastante grande, con mesas con mantel blanco y cubertería y vajilla sencilla. Un  camarero muy amable va a lo práctico, como casi todo el mundo en Estambul y nos acompaña a un ventanal que da a la cocina y nos explica todos los segundos platos que hay (guisos de carne y uno de pescado y a otro mostrador donde están los primeros platos.

Elegimos una ensalada muy picadita con tomate, pepino, cebolla y perejil aliñada con aceite de oliva y limón. Muy buena.



Y unas hojas de parra rellenas de arroz cocinado muy compacto, casi como el del sushi. Muy buen sabor.





De segundo un magnífico guiso de carne con berenjenas y un cordero también con su tomate, aceite y mucho chup chup.


ESte restaurante (lokantasi) está abierto desde 1933, y es un sitio muy valorado por los turcos ya que ven en él una cocina "como la que hacían sus abuelas". ESte tipo de comida es muy parecido en el fondo a la comida española, ya que se basa en unos muy abundantes sofritos y bastantes verduras, con algo de carne y de pescado. El cordero es más parecido al que comemos en el sur, más fuerte que el del norte de España. El resultado es una comida muy agradable a nuestro paladar, de sabores muy profundos pero no exageradamente especiada.


Rematamos la comida con un té turco en su vaso característico. Bebimos agua en la comida, que como en muchos sitios de Estambul, te ponen en la mesa y te incluyen en el menú. Salimos a unos 18 euros por persona, bien pagados por la calidad de la comida.


Enlace a  zomato en el que hay un montón de fotos del restaurante y de la comida.



Las vistas de Estambul por la noche desde Uskudar merecen la pena desde luego, y está ahora a un paso. Recomendable para la próxima visita que hagáis.

Kanaat Lokantasi
Sultantepe Mahallesi, Selmanipak Caddesi, No 9, Üsküdar, İstanbul

No hay comentarios: