Cervejaria Barcabela. Lisboa



Después de un buen paseo desde el centro de Lisboa en busca de la archifamosa Cervejaria Ramiro y encontrar una cola en la puerta de unas 20 personas (todos turistas, al igual que la mayoría de la gente que se veía dentro), desandamos unos pasos y a menos de 100 metros decidimos entrar en la Barcabela, que tenía un ambiente mucho más local y además lleno de locales que veían el partido de la champions entre el Bayern y el Benfica, frente a sus açordas y sus cervejas.

En el acuario del marisco había unas enormes langostas y no menos imponentes sapateiras (bueyes de mar), y detrás el comedor, sencillo y con aspecto setentero. Además una barra poblada por parroquianos bebiendo Sagres.

Nos presentan dos cartas, la de los platos normales en portugués, y la del marisco acompañada de fotos. Pedimos unas almejas ao natural (amêijoas) (12 €) , una sapateira (21 €/kg) y dos camaroes tigre grelhados (59 €/kg) e insensatamente un plato de açorda, ya que no nos imaginábamos el tamaño de lo que habíamos pedido.

De beber unas imperiales de Sagres (cañas), que te traen siempre que se te vacían sin preguntar nada más que cuando dices que ya no quieres. Fresquitas y en su punto.


Mientras esperamos nos traen pan tostado con mantequilla incorporada, que vamos comiendo, ya que teníamos bastante hambre y con la cerveza nos entraba muy bien. El plato de almejas entró enseguida, de una calidad espectacular.

En unos diez minutos trajeron la sapateira que nos dejó boquiabiertos por su tamaño. El cuerpo relleno con unas cucharitas y las pinzas ya cascadas aunque también nos dejan un escarbador y un martillito con su base de plástico para rematar.

Asustados por lo que iba llegando, trajeron la bandeja con los camaroes tigre a la parrilla con mantequilla y ajitos picados tremendos, una especie de langostinos xxxl, que en Portugal son muy apreciados. Yo no los había visto nunca, son de un sabor muy bueno, pero se nos hicieron algo duros de textura. Como era la primera vez que lo tomábamos no puedo opinar demasiado, pero también nos gustaron.

Entretenidos sobre todo con las patas de la sapateira, llegó el camarero y nos preguntó amablemente, ¿Açorda só o Açorda no? ya que vio que claramente nos habíamos pasado.

Muy de agradecer, y muy buena atención. No pedimos postre, ya que nos llenamos. Cervezas incluidas, la cuenta fue de unos 40 por persona, pero para la cantidad, servicio y ambiente nos pareció justo.

Muy interesante nuestra primera cena en Lisboa, sitio local, sin concesiones a la estética moderna de los restaurantes, y definitivamente muy interesante.

En la web hay bastante explicación. Incluyo un link a zomato que es una web muy curiosa dende la gente carga la carta de los restaurantes y en Lisboa hay mucha información.

Cervejaría Barcabela
Rua da Palma 285
Lisboa
Teléfono 218863567

http://cervejariabarcabela.com/

https://www.zomato.com/pt/grande-lisboa/barcabela-mouraria-lisboa

Comentarios